Muchas personas quizá no cuenten con el dinero o con el tiempo suficiente para pasar años estudiando una carrera universitaria, porque necesitan encontrar un trabajo pronto; sin embargo, esto no necesariamente implica que no se pueda encontrar un trabajo bien pagado.

Hoy veremos algunos de los trabajos mejor pagados a los cuales puedes acceder sin estudios universitarios.

Así es…

Contrario a lo que muchos piensan, para triunfar en el mundo laboral, no necesariamente debes contar con un grado académico.

Si bien es deseable para sus campos de trabajo específicos, lo cierto es que en los últimos años las empresas toman cada vez más en cuenta las habilidades adquiridas a través de cursos, diplomados abiertos o adquiridos a través de experiencias laborales previas.

Además, existen muchas profesiones de trabajos bien pagados para los que no existe una carrera universitaria, sino que requieren formación profesional como tal.

Trabajos sin estudios universitarios, cada vez más buscados

Existen muchos factores por los que este tipo de trabajos son cada vez más buscados por jóvenes que desean incorporarse al mundo laboral.

Uno de ellos es que la competencia en ciertas áreas profesionales está saturada y las buenas oportunidades escasean.

Otro factor determinante es que varios de estos trabajos se pueden hacer desde casa. Incluso en línea, buscando clientes y proyectos por internet.

Además, la tecnología facilita la realización de ciertos trabajos que antes solo podías hacer con herramientas especializadas a las que muy pocos tenían acceso. No solo se puede contar con herramientas tecnológicas que son relativamente fáciles de manejar, sino que además se puede aprender fácilmente una nueva habilidad a través de internet.

Todo esto implica que los profesionales sean mucho más valorados por sus habilidades y especialización que por la formación de grado únicamente.

Por supuesto, todo tiene ventajas y desventajas…

Desventajas del trabajo sin estudios

Trabajos que requieren el título de grado

Existen profesiones que exigen el título de grado académico para poder ejercer la profesión. Por ejemplo, no puedes ser médico, dentista o abogado sin contar con una acreditación formal y legal.

Oportunidades de viaje y de contactos

Muchas veces, las universidades ofrecen programas de intercambio en los que puedes viajar a otras ciudades o incluso estudiar unos meses en un campus fuera de tu país.

Por otro lado, se pierde la oportunidad de conocer a muchos profesionales que se forman en la universidad o imparten clases y que podrían significar un buen contacto si laboran en alguna empresa en la que quieres trabajar.

Plazas que exigen un título

En algunas empresas el estándar o normativa dicta un perfil cerrado del profesional que debe desempeñar cada cargo. Esto es aún más inflexible en instituciones gubernamentales.

En caso de que la empresa exija o prefiera una carrera universitaria entre los requisitos, los candidatos con título de grado destacarán.

Ventajas del trabajo sin estudios universitarios

Ahorro de dinero

La primera ventaja y la más inmediata es el ahorro de dinero, puesto que muchas carreras son costosas y se necesita invertir en libros, herramientas o indumentaria a utilizar (dependiendo de la carrera), pago de matrículas, mensualidades, derechos a examen, interciclos, laboratorios, copias, biblioteca, entre otros.

También, dependiendo de la distancia, deberás rentar un piso o gastar a diario en transporte para poder llegar.

Eso sin contar los gastos personales en ropa, alimentación, etc., que debes pagar, aunque solo trabajes algunas horas o no puedas hacerlo debido a tus horarios.

Claro, sabemos que el estudio es una inversión y no un gasto. Pero en algunos casos, las familias no se pueden permitir costearlos.

Por ello, obtener un trabajo bien pagado sin estudios es una de las cosas que muchos buscan.

Estudio de los cursos libres que quieras

En ocasiones, las carreras o profesiones por las que sentimos inclinación no se encuentran disponibles en la universidad de nuestra ciudad. Por otro lado, otras pueden contener materias irrelevantes o de áreas ajenas a lo que deseamos.

Imagina, por ejemplo, que deseas estudiar Diseño Gráfico, pero la opción disponible es Artes Plásticas, Opción Diseño. Este tipo de carreras suele incluir materias como escultura, cerámica, teoría, filosofía, entre otras.

Un curso libre de herramientas de diseño podría resultarte mucho más práctico y durar solo unas semanas, lo cual te permitiría comenzar a buscar trabajo más rápidamente.

Puedes pensar en un emprendimiento por cuenta propia

A lo mejor, en lugar de invertir en un crédito estudiantil, prefieras decantarte por un crédito productivo para abrir tu propio negocio. Decantarte por algo que te gusta y darte a conocer de forma independiente.

Ahora que conoces las ventajas y desventajas, echa un vistazo a algunos trabajos bien pagados sin estudios, que a lo mejor querrías considerar.

15 trabajos que puedes realizar sin estudios universitarios:

1.     Asistente ejecutivo

Esta es una profesión para la que no se requiere un título universitario. Únicamente tener conocimientos sólidos en ofimática, saber operar una centralita telefónica y equipo de oficina, así como redactar algunos documentos y elaborar reportes.

También es importante ser organizado y contar con buena presentación. En algunos casos, es útil saber cómo facturar.

Un plus de gran ayuda es saber hablar inglés, pues el asistente ejecutivo bilingüe es aún mejor remunerado y hay menos competencia.

2.     Representante de ventas

Si tienes talento para los negocios y las ventas, ser ejecutivo o representante de ventas puede ser un área en la que destaques.

Las ventas son un área que no requiere una carrera universitaria y si lo haces bien pueden darte un excelente nivel de ingresos.

El trabajo se suele pagar con un salario base más comisiones por ventas. Por ello, si te decides por la venta de vehículos, casas u otros, las comisiones recibidas serán muy buenas.

3.     Diseñador gráfico

Aunque los estudios universitarios son valiosos en el área del diseño, es posible aprender en corto tiempo el uso práctico de las herramientas. Sobre todo, si ya tienes una base o ya has realizado diseños antes.

Si lo estuviste estudiando, no necesitas haber completado la carrera para comenzar a trabajar en esta área.

El diseño gráfico es un área muy competida actualmente, pero si eres realmente bueno, también puede ser muy bien remunerada.

Pesa mucho armar un portafolio con muestras de lo que sabes hacer. Puedes buscar trabajo como diseñador en agencias publicitarias, imprentas, periódicos, casas editoriales, entre otros.

También puedes realizar el trabajo por tu cuenta. Para ello, debes contar con un perfil profesional en redes sociales. Además, registrarte en plataformas freelance te será de utilidad.

Las áreas son muy diversas, desde diseño de logotipos, tarjetas, papelería o artes para internet, hasta banner, creación de línea gráfica, branding, diseño editorial y mucho más.

Todo depende de las herramientas que sepas usar. Cuantas más, mucho mejor.

4.     Redactor de noticias para medios digitales

Actualmente, existen muchos medios digitales, blogs y portales web que solicitan personal para crear contenidos web.

Para trabajar como redactor de noticias o notas cortas en medios digitales emergentes, no necesitas estrictamente haber cursado toda una carrera en periodismo o comunicaciones.

Si tienes facilidad para la escritura y la redacción, así como una excelente ortografía, puedes pensar en trabajar para redactar noticias o reportajes cortos en dichos sitios.

Indispensable:

Tomar un curso de redacción y estilo, así como contar con sólidos conocimientos de gramática y ortografía.

También es importante que conozcas sobre el uso de plataformas como WordPress o Joomla para colocar las noticias que realizas. Un plus que te dará ventaja es tomar un curso de posicionamiento SEO y redacción para medios, para que los artículos que hagas sean más interesantes y se posicionen mejor en los motores de búsqueda.

5.     Programador

Aunque no lo parezca, aprender un lenguaje de programación es algo que puedes realizar por cuenta propia para trabajar en esta área.

Es un trabajo interesante y con bastante demanda. Puedes aprender a desarrollar aplicaciones móviles, crear sitios web u otros similares.

El trabajo es bien remunerado y puedes hacerlo para una empresa o trabajar por cuenta propia, incluso desde casa, de manera freelance.

Muy importante:

Mantenerte al día con las actualizaciones en los lenguajes de programación. Además, entre menos común sea el lenguaje que domines, será mejor remunerado.

6.     Fotógrafo

Para este trabajo necesitas contar con equipo profesional de fotografía. Es decir, una cámara profesional, algunas lentes y accesorios como filtros y flashes.

Además, es importante tener conocimientos de fotografía, los cuales puedes adquirir a través de cursos y videotutoriales en sitios dedicados a ello, o puedes buscar cursos presenciales en estudios fotográficos o proveedores de implementos y accesorios fotográficos.

Es un trabajo que no requiere una carrera y puedes trabajar para revistas, agencias de publicidad, periódicos, entre otros medios digitales o impresos. Otro nicho de negocio son las agencias de modelos en los que se suele contratar a fotógrafos para las sesiones.

Por otro lado, está la posibilidad de trabajar en sesiones o eventos independientes en los que te contraten de manera directa.

Muy importante para obtener clientes:

Promoverte en redes sociales, asistir a eventos donde puedas hacer contactos (presentaciones de marcas, pasarelas de modelaje, convenciones y exposiciones industriales, entre otros.

Además, contar con un portafolio de eventos cubiertos, trabajos realizados y muestras de la calidad de tu trabajo es fundamental.

7.     Locución o doblaje

Este es un trabajo muy bien remunerado si tienes las cualidades que se necesitan para hacerlo.

La locución es un trabajo en el que únicamente se necesita que tengas una buena voz y dicción. Suena fácil y si tienes un buen timbre de voz, tienes alguna ventaja. Sin embargo, es posible que necesites tomar un algún curso de locución para hacerlo de forma profesional.

Este tipo de cursos está disponible online o presencialmente en escuelas de DJ, radioemisoras y escuelas periodísticas.

Investiga un poco sobre ello para adquirir el conocimiento necesario. Luego, puedes armar un portafolio colocando clips de audio o muestras de trabajos realizados en sitios como Soundcloud, Youtube o Vimeo.

Si conoces otro idioma, como el inglés, francés, alemán, etc., puedes trabajar haciendo doblajes de videos, programas de TV, video tutoriales, entre otros. Este tipo de servicio es incluso mejor remunerado que la locución en español. Por lo que, si sabes otro idioma, podrías considerar trabajar en ello.

Entre los sitios donde puedes trabajar están las radios locales y online, en televisión haciendo voces y jingles de publicidad, en editoriales de línea educativa que ofrezcan material interactivo, etc.

También, puedes buscar participación en proyectos de video tutoriales o cursos, presentaciones y videos de empresas, narraciones de audiolibros en casas editoriales, así como cualquier tipo de material de inducción o formación que requiera recursos de voz.

8.     Sastre / confección de ropa

Una opción que es muy sencilla de implementar es la reparación de prendas de vestir. Aún cuando el mercado de la ropa es grande y muy competido, hay muchas personas que buscan el servicio de un buen sastre o costurera para reparar o modificar la ropa que compran.

Por otro lado, siempre existen personas que prefieren piezas personalizadas o hechas a la medida.

Si tienes conocimientos en corte y confección, puedes montar tu propia sastrería y ofrecer este servicio. Esto, ya sea reparando y haciendo arreglos o eligiendo algún tipo específico de ropa a confeccionar: masculina, femenina, infantil, etc. Además, puedes especializarte en algún tipo de estilo, ya sea casual, de oficina de estilo étnico, deportiva, etc.

Para este tipo de trabajo, necesitarás contactar con proveedores de materiales y necesitarás contar con máquinas de coser. Dependiendo del volumen de pedidos, necesitarás ayuda para

Puedes ayudarte de redes sociales como Instagram y Facebook para mostrar tus productos y darte a conocer.

Si tienes la posibilidad de hacerlo, puedes montar una pequeña boutique en tu garaje y más adelante rentar un pequeño local donde tengas tu taller y sala de ventas. Otra idea es ofrecerte para ser distribuidor en almacenes locales de tu línea de ropa.

9.     Profesional de belleza

Este es un trabajo que puede ser muy bien cotizado se te sabes promover y buscar una clientela frecuente. Para ello, se debe contar con conocimientos en corte de cabello o barba, colorismo, alisados y planchados, maquillaje, entre otros. Otra área relacionada son las uñas acrílicas, manicure y pedicure.

Si tienes conocimientos en alguna de estas áreas, puedes montar un pequeño lugar en casa dónde atender a tus clientes o incluso hacerlo a domicilio.

Por supuesto, en este trabajo es importante conocer nuevas tendencias siempre y mantenerse al día sobre técnicas novedosas, así como productos. Sobre estos, puedes ganar comisiones sobre ventas de productos de salón o barbería.

10. Preparación de alimentos

Este es un tipo de trabajo que tiene demanda todo el año. Si tienes talento para la cocina, una buena idea es trabajar en la preparación de alimentos. Puedes abrir un pequeño local de comida en una zona de oficinas o en casa (si vives en una zona transitada), ofrecer servicios de banquete para ocasiones especiales o también servicio a domicilio.

Lo importante es que ofrezcas un menú variado y con ingredientes que se puedan conseguir todo el año.

Además, deberás hacer un cálculo sobre el costo de cada plato de comida para que el precio sea razonable.

11. Profesor por horas / online

Este es un tipo de trabajo que puede darte buenos resultados si sabes organizarte y promoverte. Si eres bueno en algún área académica y tienes paciencia y facilidad para enseñar, puedes ofrecer cursos de verano (cursos en período vacacional) o refuerzo académico para estudiantes, así como cursos libres para adultos, en distintas áreas.

El trabajo se puede cobrar por horas, puedes hacerlo en línea o de forma presencial.

Si tienes espacio en casa, puedes adecuar el espacio para recibir algunos alumnos colocando algunas sillas.

Otra opción:

Puedes dar clases a domicilio. Es decir, visitar a tu cliente para que reciba las lecciones en su casa.

Para todo ello, es importante darte a conocer con publicidad. Puede ser primero entre conocidos y vecinos, pero también puedes anunciar tus servicios en tablones informativos de colegios, escuelas, universidades, centros de trabajo, entre otros. Además, contar con un perfil profesional en redes sociales te puede ayudar a promoverte en línea.

Puedes hacer uso de plataformas freelance para buscar clientes o crear tus propios cursos para venderlos a un precio accesible en plataformas como Udemy, Domestika, etc.

Si eres organizado puedes ir creando tu material para comercializarlo a través de dichas plataformas.

Incluso, puedes crear contenido general en Youtube para compartir y colocar enlaces hacia tu material de pago.

Algunos profesores suelen crear contenido gratuito para Youtube y contenido premium o exclusivo, con sesiones personalizadas a través de patrocinios en Patreon.

Algunas de las áreas en las que puedes impartir clases son:

Inglés u otro idioma, como el francés, alemán, italiano, entre muchos otros; manualidades, cocina, matemática o física, computación (muchos adultos desean aprender), redacción, música, incluso ser instructor de baile o yoga. Todo depende de los conocimientos que tengas.

Para todo lo anterior, no se necesita un grado universitario, únicamente un sólido conocimiento en tu área y facilidad para enseñar.

12. Instructor de manejo

Dentro de la línea de clases particulares, también tienes la opción de trabajar como instructor de manejo. Por supuesto, debes contar con licencia vigente, luego tomar un curso de capacitación para convertirte en instructor y obtener una licencia para ello.

Puedes aplicar dentro de escuelas de manejo, pero también puedes dar clases a domicilio por tu cuenta. Si posees un vehículo propio, es una forma de sacarle provecho, pues muchas personas que desean recibir clases piden que el instructor llegue a buscarlos a determinado lugar y desde ahí inicie la clase.

13. Operador de trenes o vehículos ferroviarios

Esto depende del país en el que te encuentres, pero en la mayoría, la red ferroviaria es un medio importante de transporte terrestre, ya sea de carga o de pasajeros, para largas distancias.

Ser operador ferroviario no requiere de un grado universitario y como tiene poca competencia es bien remunerado.

Un trabajador ferroviario puede trabajar ya sea como conductor de tren, tranvía o subterráneo. Pero también es posible trabajar en el área de mantenimiento de vías y de maquinaria.

Para poder laborar en el área, es necesario que te capacites mediante cursos que ofrecen las compañías ferroviarias. Los mismos suelen durar pocos meses y quedas acreditado para realizar el trabajo.

14. Coordinador de eventos

Este es un trabajo entretenido y que, si sabes hacerlo, puede ser muy rentable. No se requiere estudios de grado superior, pero sí una excelente capacidad de organización y negociación. Debes tener talento para las ventas, buen gusto y contar con contactos de diversos proveedores para ofrecer opciones variadas.

La coordinación de eventos es un trabajo al que puedes aplicar en hoteles, restaurantes, museos, auditorios y locales de renta para eventos. Pero también puedes hacerlo por cuenta propia.

Para la coordinación de eventos, dependiendo de su tip, se debe contar con:

Equipo de sonido, alquiler de atriles, renta de mesas y sillas, servicio de catering, pastelería, arrendamiento de baños portátiles, música, discomóvil y luces, proveedores de globos o artículos de decoración y desechables, artistas y bandas musicales e incluso malabaristas y batucadas, muy de moda para bodas y fiestas juveniles.

También es importante contar con proveedores de alquiler de locales y conocer los precios de alquiler de salones de hoteles o salas de té.

El trabajo consiste en ofrecer paquetes de atención a invitados en ponencias y conferencias o en fiestas, en las que además puedes armar los paquetes por temática, de acuerdo con el gusto del cliente.

Se coordina toda la puesta en marcha del evento y se cobra una comisión sobre el valor total de lo que cuesta la suma de proveedores y local.

Para realizarlo, se necesita también empatía y conectar con el cliente, saber entender sus preferencias y sugerir de acuerdo a ello.

15. Youtuber

Hace unos años, habría sido difícil imaginar que se podría tener una carrera creando contenidos, pero ser youtuber es una forma de ganar dinero en la actualidad. Y si lo haces bien, la remuneración puede ser muy buena.

Funciona creando contenido y agregando publicidad, pero también puedes obtener patrocinio por recomendaciones de marcas. Para ello, deberás contar con un volumen interesante de suscriptores, por lo que en un inicio deberás buscar la forma de enganchar lo más posible con contenidos de calidad.

Primero que nada:

Piensa qué tipo de contenido interesante ofrecerás a tus suscriptores.

Existen muchísimas opciones: decoración, manualidades, cocina, tips de moda o maquillaje; recomendaciones de comida, restaurantes o bares; coaching personal, consejos de pareja, lifehacks, reviews de música, entre otros.

Para contar con un buen canal, tus videos deben ser lo más profesionales posibles. Necesitas contar con una buena cámara. No necesariamente profesional, pero sí con buena resolución.

Además, debes tener la mejor presentación posible. Si haces los videos en interiores, acondicionar un área que se vea cómoda y ordenada.

También, puedes complementar tu canal con perfiles en otras redes sociales como Instagram, Twitter o Facebook para redireccionar tráfico hacia tus videos en Youtube.

Para ser youtuber:

Es importante subir videos de forma regular, así tus suscriptores sabrán qué esperar.

Existen casos de personas que se dedican casi en un 100% a ello. Otros, que ofrecen contenido educativo, coaching o consejería, tienen videos en Youtube. Pero además tienen material de pago en formato PDF:

Libros de consejos, recetas, tips, resúmenes, entre otros. Otra idea es ofrecer sesiones personalizadas de consultas que se pagan a través de plataformas como PayPal, Payoneer, Skrill, entre otros.

Conclusión

Como puedes ver, existen muchas áreas de oportunidad importantes en las que una carrera universitaria no es estrictamente necesaria. O en todo caso, no es requerida para comenzar a trabajar y a ganar dinero.

Estos son solo algunos ejemplos de trabajos bien pagados sin estudios universitarios. Pero existen muchos más. No le cierres la puerta a las posibilidades, investiga las industrias y giros de negocio de tu país e infórmate sobre requisitos para acceder y rangos de salarios.

Comparte este artículo con tus amigos en redes sociales. Síguenos en Facebook como TopTrabajos. Encuentra más temas de interés y consejos sobre el mundo laboral en la sección Carrera.

 

CategoríasCarrera profesionalEtiquetasen qué puedo trabajar sin estudios universitarios, en qué trabajar sin estudios, ideas de trabajos bien pagados, trabajos bien pagados sin estudios universitarios, trabajos bien pagados sin título, trabajos para los que no se necesita una carrera, trabajos que no requieren estudios, trabajos sin estudios universitarios, trabajos sin título trabajos sin carrera,