Si eres trabajador y te encuentras planificando tu boda o has pensado en contraer nupcias, seguro te interesará saber de cuántos días es la licencia por matrimonio en Ecuador.

Una boda, sin duda es uno de los momentos más importantes en la vida de muchas personas es el momento de unirse en matrimonio con su pareja, comenzando con la adaptación de la pareja a la rutina de la vida familiar. Es por ello que la legislación ecuatoriana contempla un permiso especial para los trabajadores que recién se casan.

Hoy veremos de cuánto tiempo es la licencia por matrimonio en Ecuador. Para quiénes aplica, cómo solicitarla y qué leyes te respaldan.

¿Qué es la licencia matrimonial?

Esta es una prestación laboral que existe en diversos países de la región (aunque no en todos). Consiste en la concesión de algunos días libres, los cuales son remunerados con goce de sueldo al 100%, para los trabajadores con motivo de su boda.

Estos son otorgados por el patrono o empleador y normalmente se utilizan a partir del día hábil siguiente a la boda.

En Ecuador, esta licencia es de 3 días para los servidores públicos, según la LOSEP (Ley Orgánica de Servicio Público).

“Art. 27. Licencias con remuneración. – Toda servidora o servidor público tendrá derecho a gozar de licencia con remuneración en los siguientes casos: […]

j) Por matrimonio, tres días en total”.

Por lo tanto, es obligación que este permiso sea dado por el empleador al trabajador que lo solicita. Además, como puedes observar, estos días son pagos. No te deben descontar salario. Tampoco se descuentan de tu tiempo de antigüedad dentro de la empresa.

En cuanto a la empresa privada, no se establece un permiso específico y este suele ser dado según el reglamento interno y el contrato colectivo de cada empresa.

En tal caso, debes abocarte a tus superiores para conocer los pormenores de dicha posibilidad. El permiso podría ser de 3 a 5 días, o más, dependiendo de la política de cada empresa.

¿Qué debo hacer para solicitar el permiso por matrimonio?

En el caso de los servidores públicos, la LOSEP no señala un período determinado para dar el preaviso a tu empleador. Sin embargo, es muy recomendable hacerlo con al menos un mes de anticipación.

Aunque solo se trata de tres días, durante los mismos tu empleador deberá buscar quién ayude a cubrir tu puesto para que no se acumule el trabajo durante tales días.

Lo mismo aplica para los trabajadores privados. El empleador deberá cubrir dicho período de ausencia con alguien más.

Por ello, te recomendamos dar un preaviso de al menos 1 mes. Además, es importante que lo realices por escrito, para que quede constancia de que solicitaste el permiso con suficiente antelación.

Como prueba adjunta, podrías presentar, por ejemplo, una copia de las invitaciones de boda, la reservación del local o de la iglesia, el alquiler o compra del vestido de novia, o el traje, la reservación del banquete o el pastel de bodas, etc.

Recuerda ponerte de acuerdo con tu pareja para que lo solicite también.

Una vez realizada la boda, puedes presentar una copia del acta o registro de matrimonio para que quede como constancia de que el mismo se llevó a cabo.

Importante:

Para el cobro de las utilidades, deberás presentar tu certificado de matrimonio también. Recuerda que tu cónyuge cuenta para el pago de cargas familiares, por lo que debes registrarla para su asignación.

¿Puedo trasladar los días de permiso para una fecha posterior?

Tal como se ha señalado al inicio, normalmente un permiso o licencia de bodas tiene efecto el día hábil inmediato siguiente al día en que se lleva a cabo la unión matrimonial.

Sin embargo, la Ley no detalla la imposibilidad de mover tales días, así como tampoco señala la posibilidad de conservar el permiso si no es tomado en el momento que corresponde.

Por ello, lo más recomendable es que los tomes en los días que deben ser.

En cuanto a la empresa privada, tales días pueden ser negociados, pero debes apegarte a lo que establece tu contrato.

¿Es posible unir mis vacaciones anuales con la licencia de matrimonio?

En este aspecto, la ley tampoco detalla mucho más sobre si se puede hacer esto. Por lo tanto, siempre y cuando lo converses con tus superiores, no debería haber problema en que puedas irte de vacaciones de trabajo inmediatamente después de tu boda.

En dicho caso, toma el tiempo de preaviso necesario para que todo quede cubierto mientras no estés de servicio.

En conclusión

Como puedes ver, la Ley no determina demasiados detalles respecto a cómo solicitar la licencia por matrimonio en Ecuador en el caso de los trabajadores del sector público. En cuanto a los trabajadores en la empresa privada, no se establece un permiso legal.

Sin embargo, recuerda que cada empresa tiene sus políticas y requisitos.

Es importante que, si quieres solicitar el permiso, lo hagas con tiempo. También es necesario que presentes el acta matrimonial para el cobro de utilidades.

Por otro lado, puedes consultar en tu empresa si es posible unificar tus vacaciones con el permiso de bodas. Desde luego, para ello, es buena idea verificar que ambos tienen vacaciones pendientes para que puedan coordinarse.

Un consejo para finalizar:

Antes de tu boda, ahorra todo lo que puedas para tener un fondo de emergencia.

A pesar de que los días de permiso de matrimonio no se descuentan, ten presente que los gastos de boda son importantes y que necesitarás todo el dinero disponible. Por ello, comienza a ahorrar un poco a medida que se acerque tu gran día.

No te olvides de mantenerte siempre informado sobre estas y otras leyes que rigen tus derechos como trabajador.

Para mayor información o asesoría, puedes acercarte al Ministerio del Trabajo.

Comparte este artículo con tus amigos en redes sociales y conoce más sobre otros temas laborales en la sección Ecuador.

 

Fuentes: Ley Orgánica de Servicio Público, Código del Trabajo,

CategoríasEcuadorEtiquetascasamiento, Código del Trabajo, cuántos días, cuántos días me corresponden, Ecuador, Ley Orgánica de Servicio Público, licencia de matrimonio, licencia por matrimonio en Ecudor, licencias, LOSEP, matrimonio, permiso de bodas, permiso de matrimonio, permisos remunerados, sector privado, sector público, trabajadores,