Dentro de las leyes de la Seguridad Social en Perú existe la pensión por accidentes laborales o enfermedades profesionales que causan invalidez permanente. Es decir, cuando a causa de una lesión originada por causas laborales, el trabajador pierde de forma definitiva una parte o la totalidad de su capacidad productiva.

Hoy veremos el tema de la invalidez permanente en Perú. Cuáles son sus categorías y cómo se paga la prestación económica. 

Tipos de invalidez permanente

La invalidez permanente se da cuando el trabajador ya ha sido atendido por incapacidad temporal y ya recibió un tratamiento con la correspondiente rehabilitación. En Perú se toma como invalidez permanente si, tras ello, el trabajador no recupera un 100% de sus facultades físicas o capacidad laboral.

Según la ley, la incapacidad o invalidez permanente en Perú puede ser de 2 tipos: 

  • Incapacidad permanente parcial.
  • Incapacidad permanente total. 

El grado de invalidez debe estar certificado por las autoridades del Seguro Social de Salud del país. (EsSalud), por un establecimiento de salud pública del Ministerio de Trabajo o pro Entidades Prestadoras de Salud (EPS) acreditada. Esto implica que el trabajador debe someterse a exámenes de una Comisión de Salud de cualquiera de estas entidades. 

Incapacidad permanente parcial

Se considera que la incapacidad permanente es de grado parcial cuando el trabajador sufre un accidente laboral o enfermedad ocupacional que le cause la pérdida de algún miembro de su cuerpo, que no tiene posibilidad de recuperación, pero tampoco le impide realizar algún trabajo diferente al que desempeñaba.

Incapacidad permanente total

Este tipo de incapacidad se cataloga así cuando el trabajador ha sufrido un accidente o enfermedad profesional que le ocasiona la pérdida de miembros de su cuerpo o la movilidad al punto de impedirle trabajar en cualquier actividad de forma definitiva. Es decir, si la persona se ve imposibilitada para laborar de ahí en adelante.

Pensión por invalidez permanente

Según el Decreto Legislativo No. 19,990, las personas que sufran incapacidad permanente por causas laborales y se encuentren afiliadas al Sistema Nacional de Pensiones (SNP) tienen derecho a la prestación, siempre y cuando no sea beneficiario de pensión por jubilación. Esto se encuentra en el artículo 25 de dicho decreto.

Para poder ser acreedor a una pensión por invalidez, el trabajador debe estar aportando a la seguridad social en el momento en que ocurra el accidente o la enfermedad laboral. 

Por otro lado, si el trabajador está pensionado ya por jubilación, no puede ser acreedor a la pensión por invalidez.

Para hacer la solicitud de la pensión debes presentar la certificación médica junto con tu solicitud, la cual podría ser comprobada de forma periódica posteriormente (excepto en casos de enfermedades crónicas o terminales).

El derecho a recibir la pensión comienza al día siguiente del último pago de subsidio por enfermedad o en la fecha en que acontece la invalidez.

¿De cuánto es el pago de la pensión por invalidez permanente en Perú?

El monto de la pensión por invalidez permanente es igual al 50% de la remuneración del trabajador. Pero si las aportaciones superan 3 años, este porcentaje aumenta un 1% por cada año de aportación adicional. 

Además, si el trabajador tiene cónyuge o hijos a cargo, también se hace una consideración especial para incrementar el porcentaje a recibir. 

Por ejemplo, en el caso de la pareja, si la misma depende económicamente del trabajador, la pensión a recibir puede incrementarse en un rango del 2% al 10% adicional. Y en el caso de los hijos, incrementa también en un rango de entre el 2% y el 5% por cada uno, mientras los hijos sean dependientes según la ley.

En total, el monto de la pensión no puede exceder el 100% del ingreso del trabajador, ni del monto máximo que da el Sistema Nacional de Pensiones por decreto supremo, el cual es aprobado por votación por el Consejo de Ministros.

Sin embargo, en caso de que el trabajador afectado necesite la asistencia de otra persona para sus actividades más primordiales como alimentarse, vestirse o movilizarse, también tiene derecho a un aporte mensual adicional. El valor de esta bonificación se considera una ayuda para que el trabajador pueda pagar al asistente. El monto de la misma des de una remuneración mínima vital según el lugar de residencia del trabajador.

En este caso, el valor total a recibir sí puede exceder del ingreso de referencia del trabajador, pero no del máximo dado por el Sistema Nacional de Pensiones. 

Pérdida de la pensión por invalidez permanente

Hay que tener en cuenta que el derecho a la pensión se puede perder en algunos casos. Estos también están contemplados por la ley. 

Se pierde si el beneficiario se recupera al 100% o en un grado que le permita recibir una remuneración igual o mayor a la pensión otorgada. Tampoco se sigue pagando la pensión en caso de que el trabajador fallezca.

Por otro lado, un beneficiario pierde la pensión si se jubila. Esto, ya que como se mencionó previamente, la pensión por jubilación es incompatible con el pago de pensión por invalidez. 

Recuerda que la edad de jubilación es de 55 años para los hombres y de 50 años para las mujeres. Esto, siempre y cuando hayan aportado por el tiempo que dicta la ley y que el pago sea mayor, sin la reducción especificada en el artículo 44 del DL 19,990: 

“Artículo 44º.- […] la pensión se reducirá en 4 por ciento por cada año de adelanto respecto de 60 a 55 años de edad, según se trate de hombres o mujeres, respectivamente…”.

De cualquier forma, si el trabajador pierde la pensión por haberse recuperado y no se encuentra trabajando, se le da una prórroga de 3 meses: Durante el orimer mes recibe siempre el mismo valor de la pensión; en el segundo, el 75%; y en el tercero, el 50%. 

Importante: 

El último caso en que se puede perder la pensión es si el trabajador se niega a seguir su tratamiento de recuperación o a cumplir especificaciones médicas. Y también si no permite las revisiones periódicas de las que ya se ha hecho mención por parte de la comisión médica asignada. 

En estos casos, los pagos se suspenden mientras se dé esta situación y no hay derecho a reintegro de meses perdidos. 

Por lo tanto, es importante que el afectado por invalidez permanente siga las prescripciones médicas, terapias y demás recomendaciones de las entidades del sistema de salud de Perú. 

Para todo ello, cuenta con el apoyo de La Caja Nacional de Pensiones y entidades de seguridad social. Las mismas se encargan de asegurar que el trabajador obtenga los servicios de rehabilitación, así como de orientación profesional a fin de que pueda recuperarse en la mayor medida posible.

En conclusión

Como has podido ver, la pensión por invalidez permanente es un beneficio muy importante para los trabajadores en Perú. Es muy importante someterse a los exámenes médicos necesarios y atender los procedimientos para recibirla, así como para rehabilitarse. 

También es importante asegurarse de tener al día el pago de aportes a EsSalud para que no haya problemas a la hora de solicitarla. 

Si tienes alguna duda, puedes acercarte a una de las oficinas de dicha entidad para solicitar asesoría. El trabajo de las entidades médicas es velar siempre por la salud de los trabajadores. 

Comparte este artículo en redes sociales y síguenos en Facebook como TopTrabajos. Encuentra más temas de interés sobre derechos de los trabajadores, pagos de prestaciones, descuentos, consejos laborales y más, en la sección Perú

 

Fuentes: EsSalud, Oficina de Normalización Previsional, Decreto de Ley No. 19,990,  

accidente de trabajo accidente laboral enfermedad laboral enfermedad ocupacional incapacidad permanente incapacidad permanente Perú invalidez permanente Perú pensión pensión por incapacidad tipos de incapacidad permanente