Si has estado teniendo más tareas y responsabilidades en tu trabajo y consideras que ha llegado el tiempo de ganar más, seguramente te habrás planteado cómo pedir un aumento salarial. Después de todo, crecer como profesional no solo implica adquirir experiencia o años de antigüedad, también debe haber crecimiento económico para mejorar tu vida y cumplir tus metas.

Normalmente, las opciones que un profesional busca son un nuevo empleo o un aumento salarial. Y aunque pensar en ambas puede estresarte, sin duda es más sencillo pedir una mejora en tu remuneración.

Si le gusta tu trabajo y la empresa en la que laboras ahora mismo, es la mejor opción. Por ello, ahora vamos a darte una guía de cómo pedir un aumento salarial en tu trabajo.

  1. Investiga los rangos salariales del mercado
  2. Identifica si es un momento adecuado
  3. Prepara qué vas a decir
  4. Solicita la reunión
  5. Negocia tu aumento

1. Investiga los rangos salariales del mercado

Posiblemente tengas una idea de cuánto te gustaría ganar. Pero quieres saber si lo que pedirás será un aumento razonable. Seguramente, querrás comparar los precios promedio de profesionales en tu área en internet.

Cada rubro de trabajo tiene un rango salarial que depende del área en que te desempeñes y la experiencia que tengas. También puede variar dependiendo de la zona en la que vivas, pues hay ciudades más caras que otras.

Ten en cuenta estos factores al buscar valores de referencia en internet. Asegúrate de colocar el nombre de tu país y ciudad en tu búsqueda para resultados más precisos.

Ubica tu salario entre los rangos salariales que encuentres. Es en este parámetro que podrás negociar.

Recuerda tener en cuenta los años de antigüedad y experiencia que llevas laborando, tanto para tu empleador actual como en toda tu vida profesional. También, ten en cuenta los nuevos conocimientos que has adquirido en todo este tiempo. Sobre todo, los conocimientos especializados en tu área. Si es posible haz una lista de ellos, pero es posible que tu empleador esté consciente de ello.

Además, piensa en tus logros que han aportado valor a tu empresa. Por ejemplo, metas cumplidas, ahorro de costos, mejoras a la cadena productiva, incremento de visitas al sitio web, crecimiento de seguidores, etc. Si puedes obtener números concretos y estadísticas de esto, mejor todavía.

Tenga en cuenta que el 3% se considera un aumento salarial promedio o incluso generoso. Eso no necesariamente debería disuadirlo de pedir más si cree que su salario actual está significativamente fuera de alineación con lo que podría ganar, pero puede darle una idea de por dónde comenzar.

2. Identifica si es un momento adecuado

Querer ganar más dinero es algo normal, pero al medir un aumento se debe buscar un momento adecuado para ello.

Por ejemplo, si la empresa está pasando por una situación financiera difícil, tal vez no es el mejor momento. Si ves que se hacen recortes despidos masivos o recortes de gastos, es mala señal. En cambio, si el trabajo está llegando constantemente y ves mejoras en la compañía, puede ser el momento ideal.

Puedes buscar información acerca de la industria a la que pertenece tu empleador y ver cómo está la economía para el área.

Por otro lado, existen momentos del año en los que hablar de pagos es conveniente o esperable, como por ejemplo cuando se hacen revisiones trimestrales o semestrales con los trabajadores. También cuando hay cierres anuales. Si tienes una próxima reunión para evaluar resultados, es posible que el empleador espere hablar de salario.

Si pronto tendrás esta reunión de desempeño, anótala en tu calendario para que puedas irte preparando.

Si la empresa está financieramente bien está bien, pero no ves cerca una fecha programada para reunirte con tu empleador, deberás pensar nuevamente en cuáles son tus logros recientes. Haber alcanzado un hito o meta, haber conseguido un cliente importante, etc., pueden ser momentos adecuados para pedir un aumento en tu trabajo.

Por ello, la importancia de enlistar previamente tus logros y respaldarlos con números. Si bien tu empleador puede saber que has hecho un buen trabajo, tal vez no tenga un dato específico de lo que has logrado.

Por último, pero no menos importante, si son días difíciles y tu superior ha estado bajo mucho estrés, tal vez no sea el momento. Busca los días en los que las cosas vayan funcionando bien y tu empleador esté contento con resultados recientes.

3. Prepara qué vas a decir

Antes de solicitar la reunión o de que llegue el día en que está agendado que la tendrás, deberás prepararte ensayando lo que vas a decir para obtener el aumento que buscas.

Puedes escribirlo y practicarlo a manera de guion con ayuda de alguien de confianza o frente al espejo.

Comienza con una oración de apertura como “gracias por el tiempo para reunirse conmigo”. Luego puedes mencionar que te encuentras muy contento de trabajar para la empresa y que estás comprometido en seguir aportando a lograr los resultados claves.

Es acá cuando deberás decir que en línea con lo anterior desearías discutir una mejora salarial y que si es un buen momento.

Luego, si el empleador dice que lo es, comienza citándole tus logros recientes, nuevas responsabilidades y datos estadísticos que has investigado antes.

Concéntrate en las razones profesionales y no en las personales para diseñar tu discurso. Por ejemplo: No hablar sobre de que los precios de las cosas han subido o de que tienes deudas. Más bien di que has crecido como profesional y que ese crecimiento ha sido sostenido; que has aportado determinada mejora o que has superados las expectativas en los últimos meses.  

Menciona también que has realizado una pequeña investigación para saber los rangos salariales y luego indícale que, basado en ello, has considerado solicitar un aumento de equis cantidad.

Protip: 

Evita usar palabras como: creo, siento, pienso, solo, podría, ya que pueden hacer que parezcas inseguro sobre lo que estás solicitando. Esto puede hacer que tu empleador también dude sobre si es justo lo que estás pidiendo. Comunica tu solicitud con firmeza y confianza. De ahí la importancia de ensayar tu guion.

4. Solicita la reunión

Si no tienes una fecha asignada, pide al empleador una reunión personal y privada. Si no están en la misma ciudad o están teletrabajando, puedes hacer una videollamada con el empleador.

No pidas tu aumento sin que exista una cita específica donde se discuta el tema. Y lo ideal es hacerlo a puerta cerrada, no en la cocina, pasillos u otras áreas comunes.

Puedes escribirle algo como: “Me gustaría solicitarle una pequeña reunión el día tal para discutir mi remuneración actual. Por favor, hágame saber si esta vez funciona para usted.”

Por otro lado, si se acerca una revisión de desempeño, no necesitarás hacer la cita, pero sí es buena idea dejarle saber que deseas discutir tu compensación en la reunión. Puedes decir algo como «¿estaría bien si tomamos un tiempo de la revisión de desempeño para discutir sobre mi remuneración?”

Nota: 

En la medida posible, procura no pedir el aumento por correo electrónico directamente. Es mejor conversarlo en persona para que puedas mostrar la información que has recabado sobre tu desempeño y logros.

5. Negocia tu aumento

Si ya agendaste la reunión, prepárate para ese día como si fuese una presentación importante o una entrevista laboral. Ten una actitud seria, pero serena. Tu vestimenta o uniforme deben lucir impecables.

Si es un buen momento para la empresa y demuestras tus logros, lo esperable es que tu empleador considere tu petición con calma antes de dar una respuesta.

Puede ser que te haga algunas preguntas, como más detalles sobre los datos que le muestras. Debes estar preparado para contestarlos, por lo que debes estudiarlos muy bien.

También es posible que te negocie un poco el aumento de salario que estás solicitando. Escucha con atención lo que te comenta el empleador y haz tus propias preguntas.

Por ejemplo, si te dice que “no considera que un aumento de tanto sea posible en este momento”, puedes decir algo como: “Lo que entendería es que considera justo el aumento, pero tal vez no en este momento. ¿Cómo puedo ayudarle a que esa cantidad sea posible en el corto plazo?”.

Trata de mantener tu punto sobre tus datos, logros, investigación y sobre porqué ese es un porcentaje justo de aumento. Pero si ves mucha resistencia, es posible que debas pedir una cantidad menor.

Desde luego, existe la posibilidad de que te digan que no. Lo importante es no desanimarte con ello. Más bien haz algunas preguntas sobre la razón del rechazo a tu solicitud:

  • ¿Está satisfecho con mi desempeño laboral?
  • ¿Podemos tener nuevamente esta conversación en un futuro próximo?
  • ¿Hay algún logro que le gustaría que yo consiga antes de otorgarme el aumento?

Si no es posible lograr un aumento en este momento, puedes considerar preguntar sobre otras prestaciones, como tu tiempo de vacaciones o la flexibilidad de tu horario.

Consejo al finalizar la reunión:

Sea cual sea el resultado de la reunión, finaliza agradeciendo al empleador por el tiempo brindado.

Luego, más tarde o al día siguiente manda un mail de seguimiento con un resumen de la reunión. Esto será útil si tu superior debe presentar la propuesta de aumento a alguien más, es decir, si la decisión no depende de él directamente.

Si la solicitud fue rechazada, el mensaje puede servir como registro de la última vez que se discutió que tuvieras un aumento salarial. Si solicitas nuevamente un en el futuro, este mail te servirá de referencia.

Finalmente, si consideras que no estás recibiendo un salario justo y no ves progreso o posibilidad de mejoras, sí es posible que debas pensar en buscar un nuevo trabajo.

No te desanimes, prepara muy bien tu presentación y ensaya. Si has estado haciendo un buen trabajo y eliges un buen momento, es muy probable que la respuesta sea positiva.

Comparte este artículo con tus amigos en redes sociales y síguenos en Facebook como TopTrabajos. Encuentra otros temas como este y más sobre el mundo laboral en la sección Carrera profesional.

 

 

cómo pedir un aumento cómo pedir un aumento en el trabajo cómo pedir un aumento salarial cómo solicitar un aumento pedir aumento