Desde el año 2014, gracias a la Ley Nº 20.764, los trabajadores pueden gozar de un permiso por matrimonio en Chile.

Si piensas en contraer matrimonio o ya estás planificando tu boda, seguramente querrás saber de cuántos días de permiso pagado dispondrás por tu boda.

Hoy hablaremos respecto al tema del permiso pagado, en qué consiste, cuántos días te corresponden y cómo debes solicitarlos.

¿Qué es el permiso por matrimonio?

Se trata de un beneficio laboral del que gozan los trabajadores en Chile. Consiste en un período de permiso remunerado con motivo de la celebración de su matrimonio.

Lo concerniente al respecto dentro de la ley, se encuentra en el Código del Trabajo, que lo contempla en el artículo 207 bis:

“En el caso de contraer matrimonio o celebrar un acuerdo de unión civil, de conformidad con lo previsto en la ley Nº 20.830, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles continuos de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio”.

Como puedes ver, el permiso pagado para quien contraiga matrimonio es de 5 días. Aplica para todos los trabajadores, tanto privados como públicos, en relación de dependencia laboral y que estén acogidos a un sistema previsional.

Únicamente se excluyen los trabajadores a honorarios. La razón es que ellos laboran por servicios profesionales y no están sujetos a un contrato colectivo.

Puedes hacerlos efectivos el día de tu matrimonio y los días inmediatamente anteriores o posteriores. Esto queda a tu elección.

Ojo al dato:

El trabajador debe hacer uso del permiso únicamente con ocasión de contraer nupcias. Tal como indica la ley, estos días deben consecutivos e inmediatos a la fecha de la boda. No son acumulables, trasladables ni se pueden fraccionar. De no tomar el permiso cuando corresponde, lo perderás.

Recuerda que dentro del Código del Trabajo se establece que el permiso de cinco días se extiende independientemente del tiempo que tengas de trabajar para la empresa.

¿Qué debo hacer para tramitar mi permiso laboral por matrimonio?

Primero que nada, debes dar un preaviso a tu empleador de que te encuentras ya en planes de boda. Esto lo debes hacer por lo menos con 30 días de anticipación.

Desde luego, debes presentar el preaviso por escrito para que quede constancia del mismo.

Luego, tienes hasta 30 días posteriores a la celebración de tu boda para presentarle el certificado de matrimonio o el acuerdo de unión civil que se extiende por el Servicio de Registro Civil e Identificación.

¿Qué ocurre si no me quieren brindar el permiso?

Según la ley, es obligación del empleador brindarte el permiso, siempre y cuando lo tramites con tiempo.

El Código contempla que, si un empleador se niega a darte el permiso, puede ser sujeto de una multa que va desde 14 hasta 70 unidades tributarias mensuales. Es decir que el trabajador tiene derecho a reportar las negativas en estos casos.

Por ello, conversa con tus superiores en el plazo establecido. De ese modo, además, podrán buscar quién te cubrirá durante los días que no estés de servicio. Así, cuando vuelvas, encontrarás todo en orden y sin mucho trabajo acumulado.

No olvides que tu pareja debe informar en su centro de trabajo también.

Un tip:

Dentro del presupuesto de tu boda, además del vestido de novia, zapatos, ramo, el traje, la recepción o la reservación de la iglesia, el banquete y las tarjetas, incluye un ahorro para los días que estarás de licencia.

Es común que se tienda a gastar mucho más en los días fuera de la oficina. Sin mencionar que, si vas a otra ciudad o país, necesitarás todo el dinero posible.

Desde luego, como los días de permiso son remunerados, no debes temer a ningún tipo de descuento, pero siempre es buena idea contar con más dinero de reserva.

En síntesis

Como puedes ver, realizar el trámite de este permiso de vacaciones es muy sencillo, ya que se trata de un permiso obligatorio. Es deber del empleador concedértelo, según lo establecido dentro del Código del Trabajo.

Además, es un beneficio muy importante para todos los trabajadores, ya que pueden usar esos días para organizar la rutina de su nueva vida familiar, afinar detalles de la boda o para disfrutar de su luna de miel después de la misma.

Pero debes conversarlo al menos en los treinta días de anticipación que dice la ley para poder tomarlo. Esto, independientemente del tipo de contrato que tengas (siempre que no sea por honorarios profesionales).

Recuerda que los cinco días hábiles pueden ser anteriores o posteriores a tu boda. Por ello, conversa primero con tu pareja sobre qué días van a solicitar ambos, si lo prefieren antes o después de su celebración.

Además, tramita toda la documentación con tiempo y no te olvides de la fecha límite para presentar el respectivo certificado de matrimonio en tu trabajo. De ese modo, se dará por entendido que el permiso fue solicitado formalmente, para el registro de la empresa.

Un consejo final:

Es recomendable que antes de contraer matrimonio, te informes bien sobre las prestaciones y beneficios familiares. Te recomendamos contactar con la Dirección del Trabajo para solicitar más información y asesoría.

Mantente siempre informado de esta y otras leyes de derechos que te corresponden como trabajador. Comparte este artículo con tus amigos en redes sociales y conoce más temas interés en la sección Chile.

 

Fuentes: Dirección del Trabajo, Ley 20.764, Ley 20.830, Código de Trabajo, Servicio de Registro Civil e Identificación,

CategoríasChileEtiquetasChile, cinco días de permiso, Código de Trabajo, cómo solicitar el permiso, contraer nupcias, Dirección del Trabajo, licencia de matrimonio, matrimonio, permiso de bodas, permiso de vacaciones, permiso pagado, permiso por matrimonio, permiso por matrimonio en Chile, tramitar permiso de matrimonio,