Cómo se pagan las horas extras en España [guía y calculadora]

Entre las leyes que rigen los derechos de los trabajadores en España, se encuentra el de recibir un pago mejor remunerado si debe laborar horas extras. Como sabes, las horas extras son aquellas que se salen del horario de una jornada normal de trabajo. Además, se trata de un tiempo voluntario de parte del trabajador a solicitud de su empleador. Es decir que la empresa no puede obligarte a trabajar horas extras. La razón para que esto sea así es para garantizar que, como empleado, tengas un horario justo, que te permita reponer energías y mantenerte el buen estado de salud. Todo ello, a fin de que realices tu trabajo de manera óptima. Es por eso también que las horas extras, así como las horas ordinarias de trabajo, tienen un límite máximo del cual no pueden sobrepasar. Dentro del Estatuto de los Trabajadores, podemos encontrar la normativa que rige las horas de trabajo tanto ordinarias como extraordinarias: El artículo 34 establece que la duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo es de 40 horas semanales. Además, el artículo señala que, entre el final de una jornada y el comienzo de otra, debe haber al menos 12 horas. Y la duración máxima de cada jornada es de 9 horas. Existen excepciones para algunos tipos de trabajo, como la actividad pesquera, minería y otras, que pueden contemplar jornadas más cortas u horarios distintos. Pero en general, estas normas suelen aplicar casi en todo, a menos que por convenio colectivo o acuerdos mutuos se convenga lo contrario. En todo caso, se debe respetar igualmente el tiempo de 12 horas entre cada jornada.

Si eres menor de edad:

Cabe mencionar que las horas extras están prohibidas para los menores de 18 años. Es decir que, si eres menor, no se te puede pedir que trabajes extra. Además, en este caso, las jornadas de trabajo máximas son de 8 horas. Ahora bien, las horas extras no pueden ser más de ochenta al año. La única excepción que contempla la ley es cuando se trate de prevenir o reparar siniestros y daños urgentes. También debes saber que la ley no permite las horas extras nocturnas. Es decir que si tu horario de trabajo es en jornada nocturna no puedes hacer horas extras.   Además, su cantidad no podrá exceder la de una jornada normal de trabajo y se debe respetar siempre el período de descanso de 12 horas entre una jornada y otra.

En cuando al pago…

Debes saber que la hora extra se puede compensar de dos formas:
  1. Reponer el período trabajado con iguales horas remuneradas de descanso.
  2. Con un recargo del 75% sobre el valor de la hora ordinaria de trabajo.
Para el primer caso: En el cómputo de horas extraordinarias de trabajo acumuladas en el año no se contabilizan las que han sido retribuidas con tiempo de descanso. Para el segundo caso: Su cálculo es muy sencillo, como verás a continuación. Lo que debes hacer es multiplicar tu hora de trabajo por 1.75, donde 1 representa la hora en sí misma y 0.75 es el recargo adicional del 75% Puedes encontrar la ley que respalda esto en el Real Decreto 2001/1983 (Art. 40).

Ahora, un ejercicio:

Imagina que en el mes ganas €1,500 trabajando 8 horas diarias de lunes a viernes. Es decir, que cumples las 40 horas semanales que dice la ley. Lo primero que haremos será dividir tu sueldo entre los 30 días del mes. €1,500 / 30 = €50 Ese es el salario diario, el cual dividiremos entre las 8 horas diarias: €50 / 8 = €6.25 Este es el salario devengado por hora. Y procedemos a multiplicarlo por 1.75: €6.25 x 1.75 = €10.94 Ese es el valor por hora extra que estarías ganando. Lo único que queda es multiplicarlo por las horas extras que hayas acumulado. Entonces la fórmula para calcular el valor de la hora extra sería: Salario mensual / 30 / horas diarias x 1.75

Conclusiones

Como ves, trabajar horas extras puede ser beneficioso tanto para los empleadores como para el trabajador, ya que así, la empresa cumple con sus tiempos de producción y tú, como trabajador, puedes ganar un dinero extra. Sin embargo, el trabajo extraordinario no debe realizarse de manera permanente. Más bien, se entiende que debe realizarse solo de manera eventual, pues es importante que, como trabajador, tengas un tiempo adecuado para descansar y para dedicar a tu familia y a tus actividades personales.     Fuentes: Estatuto de los Trabajadores, Real Decreto 2001/1983, TuSalario,  

Pago por horas extras