Dentro de las licencias y permisos remunerados a los que los trabajadores tienen derecho es a la licencia por matrimonio en Nicaragua.

Si estás en planes de organizar tu boda, en este artículo conocerás cuántos días tendrás de permiso, cómo solicitarlo y qué leyes te respaldan. Así podrás solicitarlo con tiempo y evitar descuentos que no corresponden.

¿Qué es una licencia por matrimonio?

Es un derecho o beneficio del que gozan muchos trabajadores en varios países del mundo. Consiste en un período de descanso remunerado con motivo de contraer matrimonio. Su objetivo es que el trabajador recién casado pueda adaptarse a la nueva rutina de su vida en familia y que pueda disfrutar de su luna de miel. Con ello, se incentiva la convivencia familiar y se brinda al trabajador un descanso después de todo el estrés que supone organizar una boda.

Además, le da tiempo de hacer los trámites legales como marginación de partidas, cambios en documentos de identidad, registro en seguros, etc.

En Nicaragua, la licencia por matrimonio está respaldada por la ley en el Código de Trabajo:

“Artículo 73.  Los trabajadores tienen derecho a permiso o licencia con goce de salario en los siguientes casos: […] b) por matrimonio, hasta cinco días hábiles consecutivos”. 

Es decir que, independientemente de que trabajes en el sector público o privado, vas a poder gozar de 5 días de descanso. Estos días son hábiles, es decir que no incluyen los días de descanso.

Como el artículo habla de días hábiles, si tu boda se lleva a cabo entre semana, el tiempo se contaría desde el día de la misma. Pero si, por ejemplo, te casas un domingo, entonces el permiso cuenta desde el lunes inmediato siguiente. En tal caso, si no trabajas sábado, entonces tendrías libre de lunes a viernes y volverías al trabajo hasta el lunes siguiente.

¿Cómo solicitar la licencia por matrimonio en Nicaragua?

Aunque el Código no establece un plazo o un procedimiento específico para pedir el permiso por matrimonio, es recomendable que presentes la solicitud del mismo por lo menos con un mes de anticipación.

Pregunta en tu empresa si existe un formulario especial de permisos y asesórate con recursos humanos para llenarlo. Si no, puedes redactar una carta dirigida siempre a RRHH o a tus jefes inmediatos solicitando el permiso. Indica el motivo del permiso, la fecha del evento y los días en los que estarías de licencia.

De ese modo, podrán estar al tanto con tiempo para asignar a alguien que te cubra durante los días que no estés.

Recuerda adjuntar algún comprobante que demuestre la próxima realización de la boda. Por ejemplo, pueden ser las tarjetas de invitación, la reservación del hotel o recepción donde se llevará a cabo la ceremonia o el pago del notario que la realizará.

Posteriormente, presenta una copia de tu acta o certificado de matrimonio en tu trabajo para que quede como respaldo. Recuerda también que en tu trabajo es necesario que registres a tu cónyuge como beneficiario de seguros y pensiones. Lo mismo deberás hacer en caso de que decidas tener hijos en el futuro.

¿Puedo juntar mi permiso de matrimonio con mis vacaciones?

Dentro de la legislación no se restringe la posibilidad de tomar tus días de vacaciones anuales del trabajo inmediatamente después de tu licencia de bodas.

Para ello, si ya tienes acumulado el tiempo necesario para solicitarlas, habla con tu superior para hacerlas efectivas. Conversa con tu pareja sobre esta posibilidad para saber si también tiene días de vacaciones pendientes. De esa forma, ambos podrían solicitarlas a la vez.

Recuerda: El permiso por matrimonio es independiente de los días de vacaciones y no se pueden restar o incluir dentro de las mismas. Se deben sumar ambas cantidades de días.

Un tip:

Sabemos que una boda implica muchos gastos en su organización. Entre la reservación de la ceremonia, el vestido de novia, el traje, el pastel, los anillos, las tarjetas de invitación y más. Sin embargo, es recomendable que guardes, como parte del presupuesto, un fondo de emergencia.

De ese modo, tendrás algo ahorrado para imprevistos o para disfrutar mejor de tu luna de miel en los días que descanses.

Conclusiones

Como ves, la licencia por matrimonio en Nicaragua es muy fácil de obtener y no requiere mayores procedimientos. Los cinco días son un derecho para todos los trabajadores que celebran su boda.

Solo debes conversarlo con tiempo con tu empleador para que sepa la fecha en que irás a descansar.

Vale la pena mencionar que el artículo no restringe un límite para el otorgamiento de esta licencia más de una vez en la vida. Por ello, si contraes segundas nupcias estando en el mismo lugar de trabajo, podrías volver a solicitarlo.

Coordina con tu pareja en caso de que quieran tomar ambos sus vacaciones anuales inmediatamente después. Además, de darse este último caso, deja todo en orden en tu trabajo con la persona que va a cubrirte. Así, al volver, no hallarás trabajo acumulado.

Mantente siempre informado sobre las leyes laborales y los derechos de todos los trabajadores. Recuerda que obtener permiso laboral para casos especiales es uno de ellos.

En caso de que requieras asesoría en asuntos laborales u otros temas, puedes asesorarte con un abogado laborista o con el Ministerio del Trabajo.

Comparte este artículo en redes sociales con tus amigos. Lee más artículos de interés relacionados con el mundo laboral en la sección Nicaragua.

 

Fuentes: Código de Trabajo,

CategoríasNicaraguaEtiquetas5 días, cinco días, Código de Trabajo, cuántos son, días de permiso, licencia de bodas, licencia de matrimonio, licencia por matrimonio, licencia por matrimonio en Nicaragua, Ministerio de Trabajo, Nicaragua, permiso de matrimonio, permiso por casamiento, permiso por matrimonio,