Cálculo de la indemnización por despido en Uruguay

Una de las situaciones que ningún trabajador desea pasar en su carrera laboral es ser despedido de su trabajo. Sin embargo, es algo que puede ocurrir, ya sea por causas justificadas o no.

Desde luego, cuando el despido es injustificado, la ley uruguaya garantiza al trabajador una indemnización por despido para compensar su tiempo de servicios y como un apoyo económico mientras se reincorpora al mundo laboral en otra empresa.

En este artículo veremos cómo se calcula el pago de la indemnización por despido en Paraguay, cuando es injustificado.

También veremos qué causas se consideran justificadas y qué pagos corresponden en dicho caso.

En Uruguay no existe un Código de Trabajo como tal, donde se regule lo relacionado a los asuntos laborales.

Por ello, las normas de la terminación de contrato están reguladas por diferentes leyes. Una de ellas es el Convenio 158.

Según el artículo 4 del mismo, un contrato no se puede dar por terminado, a menos que haya una justificación que se base en la capacidad o conducta del trabajador o que obedezca a las necesidades de la empresa.

Por ejemplo, no se puede despedir a un trabajador por:

  • Pertenecer a un sindicato.
  • Ser representante de los trabajadores.
  • Presentar una queja contra el empleador por violaciones de leyes.
  • Raza, sexo, estado civil, embarazo, religión, ideología política, ascendencia o clase social.
  • Licencia por maternidad.
  • Ausencia temporal por enfermedad o lesión (pero se exigirá certificado médico).

Despido justificado

La ley establece que se puede despedir a un trabajador por “notoria mala conducta”.

Cuando un trabajador es despedido por causas justificadas o faltas graves, pierde el derecho a las indemnizaciones y prestaciones señaladas por la ley, debiendo recibir únicamente el pago de sus salarios, vacaciones no gozadas y aguinaldo proporcional.

Entre las causas que puedan justificar un despido, se encuentran:

  • Violación o incumplimiento al contrato de trabajo
  • Ausencias injustificadas
  • Violencia o malos tratos contra su empleador, representantes o familiares, o contra otros trabajadores
  • Actos inmorales
  • Pérdida de confianza, robo, hurto, revelación de secretos corporativos
  • Daños a la empresa intencionales o por negligencia inexcusable
  • Poner en riesgo las instalaciones o la seguridad de las personas
  • Ausencias injustificadas o impuntualidad reiterada
  • Portar armas no autorizadas
  • Presentarse bajo efectos del alcohol o drogas

…entre otros.

Sin embargo, dentro del artículo 7 del Convenio 158, se detalla que el contrato no puede terminarse por tu conducta o rendimiento, sin antes ofrecerte la posibilidad de defenderte contra dichos señalamientos.

En caso de que consideres que tu despido es injustificado, puedes recurrir a un tribunal del trabajo para apelar el caso.

De ese modo se examinarán las causas señaladas para determinar su veracidad.

Si se concluye que es injustificado y no se puede anular la terminación o no se te puede readmitir, tu empleador debe pagarte la indemnización correspondiente.

Despido injustificado

Dentro de la Ley 10.489, se establece la forma en la que se paga la indemnización por despido en Uruguay cuando es injustificado. Esto aparece en el artículo 4:

“Los empleados y obreros del comercio, -aún los no comprendidos en la ley de 13 de Abril de 1934 sobre cierre uniforme- que fueren despedidos, tendrán derecho a una indemnización equivalente al importe de la remuneración total correspondiente a un mes de trabajo por cada año o fracción de actividad, con límite de tres mensualidades si tuvieren derecho a jubilación y de seis mensualidades como máximo en caso contrario”.

Como ves, se te paga 1 mes de salario por año y la parte proporcional por fracciones.

El monto máximo es de 6 salarios. Si vas a jubilarte, el límite es de 3 salarios.

Además, tendrás derecho a un seguro de desempleo y asistencia a desempleados.

Ahora veremos un ejemplo de cómo se calcula la indemnización por despido en Uruguay:

Imagina que tu salario es de $20.000 y que llevas laborando para la empresa desde el 1/1/2016 hasta el 15 de enero de 2018.

Por lo tanto, llevas 2 años con 14 días.

Primero que nada, la ley dice que, para cada año, corresponde 1 mes de salario. Entonces, vamos a multiplicar tu salario por 2:

$20.000 x 2 = $40.000

Para la parte proporcional, vamos a multiplicar los días transcurridos por el salario y a dividir el resultado entre 360:

15 x $20.000 = $300.000

$300.000 / 360 = $833,33

Esta es la parte proporcional por 15 días.

Ahora sumamos ambos totales:

$40.000 + 833,33 = $40.833,33

Listo. Así es como se calcula el valor total de la indemnización por despido injustificado en Uruguay.

También deberán liquidarte tus vacaciones no gozadas y aguinaldo proporcional.

Renuncia voluntaria y despido indirecto

En ocasiones, es el trabajador quien decide cambiar de empleo, por una mejor oportunidad, o se retira por motivos personales.

Cuando esto ocurre, naturalmente, el contrato se termina sin responsabilidad para el empleador.

Si este es tu caso, de igual forma podrás recibir en tu liquidación los salarios pendientes, vacaciones no gozadas y aguinaldo proporcional.

Sin embargo, existen situaciones que pueden obligar a un trabajador a renunciar debido al incumplimiento del contrato por parte del empleador. También puede ser por abusos y malos tratos.

A esto se le conoce como despido indirecto. Y otorga al trabajador los mismos beneficios del despido injustificado.

Es decir que, al renunciar por alguna de dichas causas, podrás presentar una queja con las autoridades pertinentes del Ministerio de trabajo para que se verifique tu caso.

Las principales causas pueden ser:

  • Reducción en tu salario
  • Atrasos en tus pagos
  • Reducción de tu jornada laboral
  • Descenso de categoría
  • Falta de inscripción en el B.P.S.
  • Agresiones y violencia por parte del empleador
  • Actos de discriminación
  • Traslado a áreas que no son de tu competencia
  • Cambio de horarios sin justificación
  • Trabajos para los que no fuiste contratado
  • Suspensiones sin motivo
  • Envío al seguro de desempleo y sustitución por otro trabajador
  • Acoso sexual

Este último caso se considera como abusivo, y da derecho a la indemnización común más otra de 6 meses de salario.

Si eres mujer y estás embarazada…

Dentro de la Ley 11.577 se especifica que toda mujer en estado de embarazo tiene derecho a ausentarse del trabajo según prescripción médica.

Si ese tiempo dura menos de 4 meses, se te debe pagar tus salarios íntegros. Si excede dicho plazo, tienes derecho a medio salario hasta el término de seis meses.

Además, tu empleo será conservado si retornas en condiciones normales y no puedes ser despedida durante este tiempo.

De lo contrario también tendrás derecho a 6 meses de sueldo más la indemnización correspondiente por antigüedad.

Finalmente, en caso de despido indirecto o abusivo, deberás recibir también el pago de tus salarios pendientes, aguinaldo proporcional y vacaciones no gozadas.

Conclusiones

Como ves, es de mucha importancia conocer las leyes que rigen los asuntos laborales del país. En especial, cuando se trata de la indemnización por despido.

Además, se puede decir que el trabajador está respaldado por la ley y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social contra prácticas abusivas y despidos injustificados.

Es importante, por tanto, hacer énfasis en que debes cumplir con tu trabajo y los acuerdos de tu contrato. De ese modo, no pierdes tu derecho a ser indemnizado en caso de un despido.

Mantente siempre informado y asesórate bien sobre tus derechos como trabajador.

 

Fuentes: Convenio 158, Ley 10.489, Ley 11.577, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Despido injustificado Uruguay