La cobertura de seguros para accidentes de trabajo y enfermedades profesionales en Uruguay otorga pensiones por incapacidad permanente a los trabajadores afectados.

Aún cuando la elección de aseguradoras para otros tipos de coberturas depende de la empresa, lo relativo al riesgo laboral sigue estando regido por el Banco de Seguros del Estado.

Para ambos casos, el seguro es de carácter obligatorio, pues el Estado debe tener como objetivo velar por el bienestar de los trabajadores.

Hoy hablaremos de lo referente a la incapacidad permanente en Uruguay y a las pensiones o rentas que se otorgan para cada caso.

Legislación

Según el Ministerio de Trabajo, para que una enfermedad se considere como de carácter profesional debe tener origen en la actividad desarrollada por el trabajador. En el caso de los accidentes que se consideran de trabajo, se toma en cuenta los mismos factores.

Esto incluye el trayecto de casa al trabajo o viceversa, siempre que se cumpla alguno de estos requisitos.

  •       Estar cumpliendo una tarea asignada por el empleador
  •       Que el transporte del trabajador al lugar de trabajo esté a cargo del empleador
  •       Si el acceso al trabajo presenta riesgos especiales

Todos los trabajadores que sufren un accidente fortuito en las condiciones mencionadas tienen cobertura. También se incluyen casos en los que el accidente se genera por un descuido no intencional del trabajador.

Sin embargo, el derecho se pierde en caso de que el accidente haya sido ocasionado de forma intencional. También pierde la cobertura si se niega a seguir el tratamiento o se provoque una gravedad mayor a sus lesiones de manera intencional.

Lo anterior está normado por la  Ley N.° 16.074, del 17 de enero de 1990.

Nota: Toda entidad gubernamental, autónomas y empresas está obligada a asegurar a su personal en el Banco de Seguros del Estado para la cobertura de accidentes y enfermedades de trabajo. La única excepción es el personal militar del Ministerio de Defensa Nacional.

Obligatoriedad de afiliación al BSE

Todos los asegurados por el BSE tienen derecho a cobertura para incapacidad temporal, así como a recibir atención médica por accidentes y enfermedades de trabajo.

Por otro lado, el Banco de Seguros del Estado también se encarga de hacer los pagos de pensión que correspondan a trabajadores con incapacidad permanente. La pensión se calcula tomando como base el salario mínimo nacional.

Cuando alguien sufre un accidente de trabajo, el primer paso es someterse al tratamiento indicado por la entidad. Esto es de carácter obligatorio, pero el Banco puede dar autorización para que el trabajador reciba tratamiento particular. Sin embargo, el BSE se mantiene monitoreando en avance en la recuperación del asegurado.

Para acceder a la cobertura, el empleador debe reportar el accidente en un plazo máximo de 72 horas a la Sede Central si se encuentran en Montevideo. Para agencias en el Interior en el resto de departamentos, el plazo es de 5 días.

Dentro de las prestaciones que ofrece la cobertura del BSE están:

  • Atención médica
  • Suministro de medicinas
  • Aparatos ortopédicos
  • Renovación de accesorios
  • Tratamiento odontológico
  • Gastos de transporte para movilizar al paciente
  • Gastos funerarios en caso de muerte, hasta por 6 salarios mínimos nacionales

Pago de rentas de indemnización por accidente de trabajo

Como hemos mencionado anteriormente, el BSE es la entidad encargada, no solo de la cobertura médica en caso de accidentes de trabajo, también se encarga del pago de rentas por incapacidad temporal y permanente.

En Uruguay, la pensión por incapacidad permanente se paga de forma mensualizada. La forma en la que se calcula el monto a recibir se basa en el salario percibido por el trabajador. El límite mínimo para el cálculo es el salario mínimo nacional vigente. No hay un límite máximo fijado a la fecha.

Incapacidad temporaria

Cuando el trabajador ha sufrido un accidente de trabajo, tiene derecho a una incapacidad temporal para recuperarse y recibir el tratamiento adecuado.

La ley indica que, durante el tiempo de incapacidad temporal, el trabajador tiene derecho a una indemnización diaria de 2/3 de su salario mientras dure el período en que esté incapacitado.

Una vez que sea dado de alta, si no recupera sus facultades al 100% se considera una incapacidad permanente.

Después de una enfermedad de trabajo o accidente laboral con incapacidad temporal, el trabajador debe ser readmitido en su trabajo en el mismo cargo. Una vez que ha sido dado de alta, tiene 15 días para presentarse en la empresa.

Después de volver al trabajo, el empleador no puede despedir en al menos 180 días desde su reingreso, excepto que sea un despido justificado por notoria mala conducta o falta grave.

En caso de que el trabajador quede con incapacidad permanente parcial, puede pedir el cargo que tenía si está en condiciones de desempeñarlo, o solicitar otro que sea compatible con su nueva condición.

Si el empleador no lo readmite, debe pagarle una indemnización por despido por el triple de la establecida por las leyes laborales.

Nota: El tiempo de licencia por accidentes o enfermedades laborales no puede descontarse del tiempo de vacaciones.

Rentas por incapacidad permanente en Uruguay

La incapacidad permanente se da cuando un trabajador ha sufrido un accidente de trabajo tras la cual no se recupera completamente. Es decir que pierde algún grado de su capacidad de trabajo, movilidad o funciones corporales a causa del siniestro.

La legislación en estos casos establece diferentes tipos de indemnización, según el porcentaje de pérdida de facultades o capacidades.

Incapacidad permanente menor al 10%

Si la reducción de capacidad es de menos del 10% no existe una indemnización. Pero si el trabajador sufre posteriormente otros daños que se sumen sobrepasando dicho grado, tiene derecho a la indemnización por sobre dicho porcentaje.

En ese caso, la indemnización correspondiente a cada vento se calcula por separado sobre la base del salario que el trabajador tenía en ese momento.

Incapacidad permanente mayor al 10% y menor al 20%

Para los casos en los que un accidente de trabajo cause al trabajador una incapacidad permanente igual o mayor al 10%, pero menor al 20%, puede solicitar al BSE una indemnización de pago único.

El valor de la misma es de 36 veces la reducción mensual que la incapacidad le haya ocasionado. El cálculo se hace con base en el salario del trabajador también.

En este caso, el Banco de Seguros del Estado evaluará el tipo de lesión y la posibilidad de recuperación del trabajador. Es decir que se deberá someter la solicitud a la aprobación del Banco, de acuerdo con los análisis médicos.

Incapacidad permanente mayor al 20%

En caso de que el accidente de trabajo cause una incapacidad mayor al 20%, el trabajador tiene derecho a una renta mensual igual a la reducción que la incapacidad haya causado a su salario.

Pero si el trabajador queda incapacitado para trabajar y necesita la ayuda permanente de un tercero, la renta se incrementa al 115% del salario que tenía al momento del accidente.

Para el otorgamiento de la renta por incapacidad permanente, el trabajador debe proporcionar al BSE la información que este requiera sobre su actividad económica, salarios, empleador, etc.

Enfermedades profesionales

Dentro de la ley uruguaya, se considera enfermedad profesional cualquiera que sea causada por agentes de cualquier tipo utilizados o presentes en su trabajo.

Es indispensable que la enfermedad tenga origen en las labores que desempeña el trabajador.

Dentro del Decreto 167/981, de 8 de abril de 1981 se listan las enfermedades profesionales que le dan derecho a indemnización al trabajador.

Si alguna enfermedad no está en la lista de igual forma se puede hacer la solicitud al BSE para que este emita una resolución al respecto.

Importante: Si un trabajo se considera de riesgo, es obligación de los patronos implementar exámenes preventivos. También es obligación del trabajador someterse a los mismos.

Renta por incapacidad permanente en caso de enfermedad profesional

La renta establecida para los casos de incapacidad permanente por una enfermedad ocupacional se determina del mismo modo que las indemnizaciones y rentas por accidente de trabajo.

Muerte del trabajador

Cuando un trabajador fallece a causa de un accidente o enfermedad profesional, sus familiares dependientes tienen derecho al pago de una renta también.

Cónyuge no divorciado ni separado o pareja de hecho por más de 1 año:

Renta vitalicia del 50% de la remuneración anual. Para esto, el matrimonio debe haberse celebrado con anterioridad a la fecha del accidente. En caso de que sea posterior, debe haber pasado más de 1 año desde el accidente hasta el fallecimiento. Si la pareja del trabajador es el único beneficiario, el porcentaje se eleva a 2/3 del salario anual.

Menores hasta de 18 años o mayores de 18 que sufran discapacidad:

Sea cual sea el lazo jurídico entre el trabajador y los derechohabientes, la renta se otorga así:

Hijos y descendientes o colaterales hasta 4º. Grado que vivieran bajo su techo: No es necesaria justificación. Únicamente deben presentar las partidas de estado civil que correspondan. El BSE recopilará información testimonial.

El monto a recibir es el siguiente:

  •       20% del salario anual, por un solo beneficiario menor de 18 o mayor incapaz
  •       35%, si son dos beneficiarios
  •       45%, si son tres
  •       55%, por cuatro o más

En caso de que el trabajador no tenga pareja, la renta para estos beneficiarios se incrementa al 50% para cada uno, con estos límites:

En el caso de los ascendientes con dependencia económica, si el fallecido no tenía cónyuge, tienen derecho a un 20% del salario anual para cada uno de ellos. El límite es el 100% del salario anual. Si la suma de las rentas excede el porcentaje, cada una se reduce proporcionalmente.

Conclusión

Como has podido ver, la normativa para el otorgamiento de rentas o pensiones por accidente de trabajo o enfermedad profesional son muy importantes para el trabajador o sus supervivientes.

En caso de incapacidad permanente mayor al 10%, las rentas o pensiones de la ley de Uruguay garantizan al trabajador mantener sus ingresos y seguir trabajado. Y en caso de incapacidad permanente con dependencia, pagar la asistencia de un tercero.

Recuerda que es obligación estar afiliado al BSE para recibir los tratamientos y rehabilitación necesaria.

También recuerda que, en caso de trabajos de riesgo, es obligación del empleador contar con todas las medidas de seguridad para minimizar la posibilidad de accidentes o enfermedades. Por otro lado, debes realizarte los chequeos médicos que correspondan para garantizar tu salud.

Para más información sobre los trámites o las fechas de pago de pensiones, puedes contactar con el BSE.

Mantente siempre informado sobre tus derechos como trabajador. Encuentra más artículos de interés en la sección Uruguay. Comparte este artículo en redes sociales con tus amigos y síguenos en Facebook como TopTrabajos.

 

Fuentes: Ley 16.074, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Banco de Seguros del Estado, Ley 16.170, Decreto 167/981, de 8 de abril de 1981

 

incapacidad permanente Uruguay pensión por incapacidad permanente renta por incapacidad permanente Uruguay