Dentro del mercado laboral existe una serie de trabajos bien pagados que nadie quiere realizar, debido a la naturaleza de los mismos.

Se trata de puestos con poca competencia, pero en los que se requiere paciencia infinita, destreza física, valentía o simplemente tener estómago para realizarlos. Sin embargo, la paga por los mismos suele ser mucho mejor que el salario promedio en un trabajo de oficina.

Hoy hablaremos de trabajos que casi nadie quiere hacer, pero son muy bien remunerados.

“Necesito un trabajo de lo que sea”. “Yo lo le hago mala cara al trabajo”.

Seguramente alguna vez has escuchado estas frases o quizá las hayas dicho también.

¿Realmente estarías dispuesto a trabajar de lo que sea?

Toda persona que se incorpora al mundo laboral desea tener éxito y triunfar en un trabajo bien remunerado, preferiblemente en una cómoda oficina.

Sin embargo, la realidad es que las oportunidades laborales escasean en las principales áreas de trabajo. Cada año miles de nuevos profesionales se gradúan sin poder encontrar un empleo en su área. Además, si pierdes el trabajo, dependiendo del país en el que te encuentres, será difícil en mayor o menor medida conseguir uno nuevo.

Los trabajos que te presentamos a continuación tienen poca demanda y talvez podrías considerar desempeñarte en ellos. A lo mejor pueden ser difíciles o desagradables, pero te permitirían ganar un buen salario y son un buen punto de partida para volver al empleo.

*También podría interesarte saber cómo hacer un currículum sin experiencia.

10 trabajos bien pagados que casi nadie quiere:

1.     Escritor técnico

Este trabajo puede no sonar muy trágico o amenazante, pero poca gente lo realiza. Se trata de la escritura de documentos sobre procedimientos, manuales y guías para operar equipos, productos, herramientas, software, entre otros, así como manuales de seguridad industrial.

No es precisamente el trabajo más entretenido del mundo y se requiere concentración y ciertos conocimientos en redacción técnica.

Es un trabajo poco competido, pero bien remunerado. Si tienes la pericia técnica para ello, este es un trabajo más demandado cada vez.

2.     Vendedor por comisión

Aunque parezca difícil de creer, el trabajo de ventas por comisión es un trabajo poco gustado, debido a que la mayoría de trabajadores aspira un cargo fijo con un salario seguro, sin tener que preocuparse por metas y alcanzar algún nivel de comisión.

Sin embargo, si tienes talento para vender, puede ser una gran fuente de ingreso. Sobre todo, si se trata de ventas técnicas, venta de equipos especializados, bienes raíces, seguros o automóviles.

La clave del éxito es la búsqueda constante de nuevos prospectos, así como la capacitación en técnicas de venta para facilitarte el cierre de las mismas. Y por supuesto, el buen trato para el cliente, que podría hacer que vuelva a comprarte o hará que incluso que te recomiende con alguien más.

Si crees que tienes facilidad de palabra, poder de convicción, buen trato con el cliente y mucha paciencia para dar seguimiento, las ventas por comisión son una gran opción para ti.

3.     Cuidador de discapacitados o ancianos

Se trata de una tarea que requiere paciencia, algunos conocimientos de enfermería o terapia ocupacional.

Muchas personas discapacitadas o adultos mayores requieren no solo ayuda para movilizarse, sino para comunicarse, alimentarse, bañarse o realizar sus necesidades fisiológicas.

También puede requerir estar pendiente de sus medicamentos y realizar terapias que les permitan recuperar su autonomía o, en todo caso, conservar la mayor autonomía y lucidez durante el tiempo que les queda de vida.

Es un trabajo que requiere gran vocación de servicio y calidad humana para desempeñarse. Además, tiene poca demanda y suele ser bien remunerado, ya que el costo de cuidar a un familiar discapacitado o anciano suele tener repercusiones sobre la salud de algún miembro del hogar. Es entonces cuando surge la necesidad de contratar ayuda profesional.

4.     Limpiacristales en alturas

Si sufres de vértigo, le temes a las alturas o tomas medicamentos que producen somnolencia, este trabajo talvez no sea lo más recomendable para ti. Sin embargo, si estás en las condiciones de realizarlo, es muy bien pagado.

Demás está decir que no es un trabajo muy solicitado, ya que estar suspendido a varios metros de altura en una plataforma metálica no suena muy atractivo.

Sin embargo, estos trabajadores cuentan con una buena remuneración y fuertes medidas de seguridad para evitar accidentes. Por ejemplo, no se permite el trabajo en días con demasiado viento y cuentan con sistemas avanzados de arneses y equipo de seguridad. Además, se les somete a pruebas físicas para saber que se encuentran en óptimas condiciones.

5.     Controlador de tráfico aéreo

Se trata de un trabajo que va en aumento, ya que año con año se incremente el tráfico aéreo. Ser controlador aéreo requiere tener agilidad mental y una visión de 10. Además, se debe saber manejar el estrés y trabajar bajo presión.

Para capacitarte, necesitarás un curso especializado que puede requerir una fuerte inversión monetaria. Pero este esfuerzo se verá recompensado con un sueldo muy por encima del promedio en un área poco competida.

6.     Trabajador de planta petrolera

Este trabajo es tan agotador como suena. La extracción del petróleo, ya sea en tierra firme o en altamar es extenuante, requiere fortaleza física para operar maquinaria pesada, disciplina, buen estado de salud en todo aspecto y acatar estrictas medidas de seguridad.

Además, se trata de trabajos con jornadas hasta de 12 horas en condiciones riesgosas. Algunos trabajadores pueden pasar mucho tiempo sin volver a casa y ver a sus seres queridos. Es por ello que el trabajo no es precisamente un predilecto.

Sin embargo, si cuentas con los requisitos, la motivación y la capacitación necesaria, este trabajo es de los mejor remunerados que hay.

7.     Sexador de pollos

Si nunca has oído mencionarlo, la labor de un sexador de pollos es justo lo que suena que es: catalogar pollos por sexo.

Se trata de una profesión con gran déficit de trabajadores, pues requiere una capacitación de algunos años a fin de poder reconocer correctamente cuáles pollos son machos y cuáles son hembras.

El trabajo parece sencillo, pero implica jornadas extenuantes de hasta 12 horas catalogando hasta mil pollos por hora y solo se permite un margen de error del 2%.

Se requiere paciencia, concentración y soportar el olor de la granja de pollos por largas jornadas.

Si te animas a hacerlo y recibes la capacitación adecuada, estarás frente a una oportunidad de trabajo muy bien pagada y poco competida.

8.     Control de plagas

El trabajo de ser exterminador de plagas requiere la capacitación pertinente de parte de la empresa debido a que se trabaja con equipo de seguridad y sustancias muy tóxicas y peligrosas para la salud.

Sin embargo, con práctica y disciplina podría convertirse en una labor relativamente fácil, de no ser por el hecho de que hay que lidiar con toda clase de plagas que causan repelencia y horror en la mayoría de personas.

Nidos de ratas, cucarachas, avispas, abejas asesinas, zarigüeyas o hasta serpientes son algunos de los especímenes de la fauna con los que podría tocarte lidiar.

De todas formas, si te animas a hacerlo, es un trabajo bien remunerado y en que hallarás poca competencia.

9.     Sacrificio de animales

Este trabajo es el que se realiza en los rastros y mataderos, donde se destaza ganado bovino y porcino o las aves. Si bien es cierto que el consumo de carne animal es parte cotidiana de la dieta de las personas, matar un animal no es una labor agradable.

Hay sangre, ruido, mal olor, gérmenes y es en sí un trabajo tedioso. Debido a la poca demanda que tiene este tipo de trabajos, el sueldo suele ser mejor que los salarios promedios de otros trabajos.

10. Embalsamador

Ni qué decir. El oficio de embalsamador o tanatopractor, como también se le conoce, es un trabajo que puede ser simplemente impensable para la mayoría. Pero hay personas dispuestas a realizarlo. Embalsamar un cadáver requiere la remoción de vísceras del difunto, así como la aplicación de sustancias químicas para su conservación.

También se debe llevar a cabo costuras y retoques con maquillaje para que el cuerpo se vea bien durante los actos funerarios. Se debe saber ocultar cicatrices en caso de accidentes o enfermedades que dejan evidencias.

Si te preparas aprendiendo la técnica y te decides a hacerlo, este trabajo es muy bien remunerado y tiene poca demanda, debido a que mucha gente siente repulsión o simplemente miedo al estar cerca de un cadáver.

En conclusión

No existe el trabajo fácil en realidad. Los trabajos bien remunerados y con poca demanda requieren muchos años de estudios o habilidades técnicas que no cualquier persona posee.

En estos casos, como ves, se requiere fuerza, determinación, paciencia, excelente condición física y muchas ganas de trabajar.

Otras actividades poco atractivas, pero bien remuneradas son los de limpieza de baños portátiles, inspección alcantarillas, recolección de desechos, entre otros. Sin embargo, en la mayoría de países estas son funciones dentro de otro cargo que involucra más actividades y no necesariamente un cargo en sí.

¿Qué opinas de estos trabajos? ¿Te animarías a realizar alguno de ellos?

De ser así, puedes tener frente a ti una buena fuente de ingresos que nunca imaginaste.

Comparte este post con tus amigos en redes sociales. Síguenos en Facebook como TopTrabajos y encuentra otros temas de interés sobre el mundo laboral en la sección Carrera.

 

CategoríasCarrera profesionalEtiquetastrabajos bien pagados, trabajos bien pagados que casi nadie quiere, trabajos bien pagados que nadie quiere, trabajos difíciles bien pagados, trabajos que nadie quiere, trabajos que nadie quiere hacer, trabajos que nadie quiere y que pagan bien, trabajos que nadie quiere y son bien pagados, trabajos raros, trabajos raros bien pagados,