Incapacidad por maternidad en México: Cuántos días te tocan de licencia

La incapacidad por maternidad en México es un derecho del que gozan las trabajadoras que se encuentran en estado de embarazo y estén inscritas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Dentro del mismo, las beneficiarias pueden gozar de un tiempo para poder atender a su hijo en sus primeras semanas de vida.

Si te encuentras laborando y estás embarazada, talvez te preguntes “¿a cuánto tiempo de descanso tengo derecho?”.

Hoy hablaremos sobre la licencia de maternidad en México, ya que, desde luego, te conviene conocer los pormenores y beneficios que la incapacidad por maternidad otorga: Cuántos días te corresponden, como solicitarla y qué otros derechos tienes.

¿Qué es la incapacidad por maternidad?

Si has escuchado del tema, pero no sabes bien de qué se trata, pues te comentamos:

La incapacidad por maternidad en México consiste en un período durante el cual la mujer podrá ausentarse de su trabajo para atender a su hijo recién nacido. Durante este tiempo, gozará de su remuneración salarial completa al 100%.

Se trata de uno de los derechos más importantes para las mujeres en materia de seguridad social. Durante el embarazo y aun durante un tiempo después del parto, la trabajadora no puede ser despedida.

En México, el período asignado de incapacidad es de 84 días:

6 semanas antes y 6 semanas después del parto. Es decir 42 días antes y 42 días después de la fecha estimada de parto. Pero, desde luego, puedes tomar menos días antes de la fecha de parto. Así puedes tener más días después.

Según el IMSS, puedes hacer un movimiento de semanas:

Es posible trasladar desde 1 hasta 4 semanas del período prenatal al posnatal. Por ejemplo, si ya tienes un embarazo avanzado, pero trabajas en oficina y te sientes bien como para seguir llegando.

En ese caso, podrías ausentarte solo las últimas 2 semanas de la fecha estimada de parto. Así, trasladas los días de 4 semanas para después de dar a luz. Esto, con la idea de tener más tiempo para tu bebé.

La transferencia de tiempo la puedes acordar con tu patrono. Recuerda hacerlo con tiempo, verificando siempre tu estado de salud durante todo el transcurso del embarazo. Así estarás segura de hasta cuándo trabajar.

El tiempo de licencia por maternidad se puede alargar en algunos casos. Por ejemplo, si no puedes trabajar debido a un embarazo de alto riesgo, a complicaciones posparto o en el caso de bebés prematuros. Durante este tiempo adicional, tienes derecho al 50% de tu salario hasta por 60 días.

Importante:

La Ley en México protege la salud de las mujeres embarazadas o en período de lactancia, estableciendo que no deben realizar labores insalubres ni peligrosas. Tampoco podrán realizar tareas más allá de las 10 p.m.

Según el artículo 167 de la LFT, dichas labores son las que:

“por la naturaleza del trabajo, por las condiciones físicas, químicas y biológicas del medio en que se presta, o por la composición de la materia prima que se utilice, son capaces de actuar sobre la vida y la salud física y mental de la mujer en estado de gestación, o del producto”.

Tampoco se te debe asignar trabajo de carga o en el que haya que realizar grandes esfuerzos físicos tirando o empujando. No deben encargarte labores que produzcan trepidación (movimiento vibratorio brusco) o que requieran estar de pie mucho tiempo.

Además, se te debe mantener tu salario y prestaciones.

¿Cuánto es el pago durante el tiempo de incapacidad?

Tal como lo hemos señalado, durante el período de incapacidad por maternidad en México, la ley estipula que debes recibir el 100% de tu salario. Además, te deben abonar siempre en la fecha de pago correspondiente.

Si el tiempo de licencia se extiende, puedes recibir aún el 50% de tu sueldo, hasta por 60 días (2 meses). Y tienes derecho a volver a tu puesto siempre que no transcurra más de un año desde que nació tu bebé. El tiempo de permiso por maternidad no te lo pueden descontar de tu tiempo de antigüedad.

¿Cómo solicitar el permiso de maternidad?

Para poder acceder a este beneficio, lo primero es estar inscrita en el IMSS.

También, debes registrarte en la Unidad de Medicina Familiar que te corresponda según tu domicilio. Se te debe asignar un consultorio para atención médica.

El médico asignado te extenderá un certificado único de incapacidad. En él, constará que estás embarazada y estimará la fecha probable de parto. Así obtendrás tu incapacidad por maternidad por 84 días naturales.

Documentos que debes presentar:

  • Una identificación con foto: INE o IFE, pasaporte vigente o cédula profesional.
  • Documento con tu Número de Seguridad Social.
  • Ultrasonido de no más de 5 semanas (solo si te atiende un médico externo).

Luego, debes notificar sobre tu embarazo en la empresa en la que estás laborando. Recuerda que no te pueden despedir por esta causa. Esto está estipulado en el artículo 133, numeral XV de la Ley Federal Del Trabajo:

“Queda prohibido a los patrones o a sus representantes […]

Despedir a una trabajadora o coaccionarla directa o indirectamente para que renuncie por estar embarazada, por cambio de estado civil o por tener el cuidado de hijos menores”.

En caso de que presentes autorización de tu médico particular, debe contener su nombre y número de cédula profesional, fecha de expedición y tu estado médico.

Permiso de lactancia

Una vez que tu hijo ha nacido, además de la incapacidad por embarazo, podrás contar con un período de 6 meses en los que tendrás permiso de lactancia.

Este consiste en 2 períodos extraordinarios, de media hora cada uno, donde podrás alimentar a tu bebé en un lugar limpio y adecuado designado por la empresa.

Si esto no es posible, podrás acordar con tu empleador o patrono la reducción de tu jornada laboral por 1 hora.

Por ejemplo, si tomas 1 hora de almuerzo y vives cerca de casa, podrías solicitar 2 horas para ir y volver. O bien, podrías pedir salir 1 hora antes del trabajo.

Incapacidad por maternidad por adopción

La ley mexicana también contempla la posibilidad de que quieras adoptar un hijo. Esto, debido a que necesitarás tiempo para atender y cuidar de él durante los primeros días en su nuevo hogar. También para establecer la nueva rutina familiar. Si adoptas un bebé, con más razón: Necesitará toda la atención posible durante los primeros días en casa.

Por ello, para los casos de adopción, el tiempo de permiso es de 6 semanas contando desde el día en que recibas a tu hijo. Esto, por supuesto, también con un goce de sueldo del 100%.

Toma nota:

El Instituto Mexicano del Seguro Social además garantiza a las madres trabajadoras la posibilidad de contar con una guardería infantil gratuita. Puedes pedir información en el IMSS para saber más.

Permiso de paternidad

Según la Ley Federal de México, los hombres que recién se convierten en padres pueden gozar de unos días de permiso también.

Aunque el número de días de permiso del padre es bastante inferior ante el de la madre, la idea es que el trabajador también pueda disfrutar la llegada de su bebé.

A la vez, que él pueda asistir al parto y ayudar a la madre en los primeros días posteriores al mismo.

El período establecido como permiso de paternidad en México es de 5 días laborales. Estos, desde luego, son remunerados con el pago de su salario regular al 100%.

El trabajador debe informar con tiempo sobre el embarazo de su pareja en su lugar de trabajo. Debe ser antes de la fecha de parto, presentando la documentación que corresponda. Puede consultar en las oficinas del IMSS al respecto. Los padres adoptivos también gozan de este permiso.

Los empleadores están obligados a otorgar este derecho. Ante el caso de una negación, el trabajador puede acudir a la Procuraduría General de la Defensa del Trabajo (Prodefet).

Conclusiones

Como ves, la incapacidad por maternidad en México garantiza a las madres trabajadoras la posibilidad de atender a su hijo recién nacido. A la vez, permite y asegura que no podrán ser despedidas por dicha razón. Se puede decir que la maternidad está protegida por el Estado.

Por otro lado, la ley es inclusiva en el caso de familias adoptivas, a fin de que puedan gozar de un permiso también.

Además, aunque el tiempo de permiso para los padres es considerablemente inferior, es importante señalar el avance en este derecho.

Recuerda:

Durante la licencia o permiso de maternidad, el pago de tu salario íntegro está garantizado por la ley.

Por otro lado, una vez que has confirmado tu estado de embarazo, es el momento de que solicites tu incapacidad. Hazlo con tiempo para que puedas coordinar todo en tu trabajo, incluso la transferencia de semanas. Así, se buscará la cobertura adecuada de tus labores durante los días de tu ausencia. Cuando vuelvas, querrás encontrar todo en orden.

Mantente en control durante el embarazo y recuerda que no debes hacer labores pesadas.

Infórmate siempre sobre tus derechos laborales. Ante cualquier duda respecto a los mismos, puedes acudir a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

En cuanto a temas relacionados con la salud y la maternidad, también puedes consultar con el Instituto Mexicano del Seguro Social. La información también está disponible a través del sitio del IMSS.

Comparte este artículo con tus amigos en redes sociales. Conoce otros temas de interés en materia de los derechos laborales en el apartado de México.

 

Fuentes: Ley Federal del Trabajo, Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Instituto Mexicano del Seguro Social.