Una entrevista de trabajo es un paso importante dentro del proceso de selección de una empresa y si te han llamado a entrevistarte, puede ser la oportunidad de cerrar definitivamente la brecha de calificaciones para ser seleccionado. Sin embargo, superar exitosamente una entrevista no siempre es fácil, pues la primera impresión y respuestas que das son claves para ello.

Previamente hemos hablado de cómo prepararte para una entrevista de trabajo, pero también es importante saber qué errores no debes cometer para evitar ser descalificado. Por ello, a continuación, te presentamos una lista de los errores más comunes en una entrevista, que no debes cometer si deseas ser considerado para el proceso de selección final.

Error #1. No investigar sobre la empresa

Aunque parezca algo muy obvio de pensar, en realidad, es un error más común de lo que imaginas. Existen muchos candidatos que no investigan nada de la empresa a la que van a asistir a una entrevista.

Esto es un error que no debes cometer, ya que por supuesto, si vas a responder preguntas sobre por qué deberían contratarte, debes tener claro a qué se dedica la compañía, cuáles son sus valores, en qué puedes aportar y cómo tu perfil profesional se ajusta a la misma.

Investiga sus valores corporativos, misión, visión, marcas insignia, dónde operan, a qué grupo empresarial pertenecen, etc. Revisa qué información se encuentra de ellos online, no solo su sitio web, sino también en redes sociales como su fan page de Facebook o en LinkedIn.

Es decir que antes de la entrevista, debes hacer tu tarea. Además, vuelve a leer el anuncio de trabajo. El entrevistador te preguntará por qué quieres trabajar con ellos, debes responder indicando por qué eres idóneo para el puesto y por qué trabajar en la empresa se enfoca con tus objetivos profesionales.

Error #2. No prepararse para las preguntas

Es un hecho que no todas las entrevistas de trabajo son iguales. Sin embargo, existen una serie de preguntas comunes a todas las entrevistas que probablemente podrían hacerte. Por lo tanto, antes de la entrevista prepara una lista de preguntas y respuestas.

Especialmente si son tus primeros trabajos, tal vez quieras pedir a un amigo o familiar que te ayude a practicar. Esto nunca está de más.

Otra opción es consultarle a alguien que cambió de empleo recientemente qué preguntas le hicieron para que te hagas una idea. Revisa una lista de las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo, piensa y anota tus respuestas.

Por nada del mundo vayas a una entrevista sin haber preparado respuestas a las posibles preguntas que te hagan.

Error #3. No estar a tiempo en la entrevista

Si estás buscando trabajo, uno de los peores errores que puedes cometer es llegar tarde a la entrevista a la que te han citado. Esto da la impresión de que no valoras el tiempo de los demás y tampoco el tuyo. A la vez, esto puede denotar que no eres bueno para trabajar en equipo.

Lo que llegar tarde le dice de ti al reclutador es que no tienes habilidades sólidas para administrar el tiempo o que no prestas atención a los detalles. También puede parecer que no estás lo suficientemente interesado en el puesto o que simplemente el lugar de trabajo no te es accesible y tendrás dificultades para llegar siempre.

Evita llegar tarde, procura estar en el lugar al menos 10 o 15 minutos antes de comenzar la entrevista.

Por supuesto tampoco debes llegar demasiado temprano pues no todas las empresas cuentan con una sala de espera. Organiza bien tu tiempo, haz tu ruta y llega en un tiempo razonable. Con esto darás una buena impresión, demostrarás que sabes gestionar tu tiempo y que respetas el de los demás.

Investiga bien las direcciones, departamentos y edificios del lugar, si el parqueo está lejos, etc. Ten todos estos factores en cuenta para salir de casa a la hora correcta.

Si la entrevista es online: 

Debido a que muchas empresas han ido adaptándose al trabajo remoto o procesos remotos de selección de candidatos, no será extraño que en algún momento una empresa quiera entrevistarte en línea.

Un error de lo más frecuente es dejarlo todo para el último minuto, no confirmar con tiempo ni probar que todo funcione como se debe. Por ello, para prepararte y no tener contratiempos,  revisa tu equipo con anticipación haciendo pruebas de videollamadas con alguien más. Ten en cuenta los siguientes factores: 

Imagen:

Para la entrevista, tu cámara deberá estar encendida. El lugar en el que realices la entrevista debe estar bien iluminado y ordenado.

Audio:

El audio debe funcionar correctamente, asegúrate de que tanto tu micrófono como tus audífonos funcionen, que el sonido no se corte ni haga feedback para que el entrevistador y tú puedan escucharse correctamente. Además, evita hacer la entrevista en un lugar ruidoso. Debe haber silencio y poder escucharse con claridad.

Conexión:

Asegúrate de que tu computadora o equipo podrá correr sin problema el programa o sitio web a utilizar para la entrevista. Es decir, que no se quedará colgada o con la imagen congelada incluso si comparten documentos o pantallas durante la entrevista. Revisa que tu conexión a internet sea estable y que no se caerá la llamada. Haz pruebas durante los dos días anteriores y el mismo día de la entrevista para garantizar una llamada de calidad.

Presentación:

Para hacer la entrevista busca un sitio ordenado, iluminado y silencioso. Asegúrate de estar bien presentable y de que nadie te vaya a interrumpir. Además, si vas a presentar algo al entrevistador, que el escritorio de tu computadora está ordenado. Guarda en una carpeta todo lo que no vas a usar en la entrevista y deja el escritorio libre, ya que tener un montón de iconos dispersos da la impresión de desorden.

Que tu fondo de pantalla sea una imagen neutral o tenga un diseño sobrio. Evita fotografías personales o de artistas, caricaturas u otros. También, asegúrate de que tienes todos los documentos que necesitas a la mano para no estar buscando en todas las carpetas, ya que esto hace perder tiempo y da la impresión de que no eres organizado.

Error #4. Vestir de forma inapropiada

La forma en la que vestimos para la entrevista de trabajo habla de nuestro profesionalismo. Es importante presentarse vestido adecuadamente, con ropa limpia planchada y que no presenten roturas ni desgastes. Incluso si el código de vestimenta del lugar es un poco informal, trata de no vestir ropa casual.

De forma general, no uses prendas demasiado ajustadas o reveladoras. No lleves gorras o sombreros. Además, usa zapatos de vestir, camisa con botones y un pantalón de tipo sastre (evita los jeans). Si llevas falda o vestido procura que cubra tus rodillas. Evita los accesorios exagerados y las joyas demasiado llamativas.

Por lo demás asegúrate de llegar bien peinado y con el cabello limpio y seco, además de tener tus uñas y dientes limpios. No uses demasiado maquillaje, perfume o colonia.

Tenlo en cuenta:

Incluso si tu entrevista de trabajo se realiza de forma remota (online), debes vestirte profesionalmente. Toma en cuenta lo mencionado en el punto anterior sobre la elección del lugar adecuado para la videollamada. 

*Conoce más sobre cómo vestir para una entrevista de trabajo

Error #5. Olvidar tu CV y documentos que te solicitan

Un error más frecuente de lo que parece es no llevar impreso el currículum vitae cuando ya sea enviado previamente por correo. Aun cuando lo hayas hecho, lleva tu propia copia y algunas adicionales en caso de que haya más de un entrevistador. Además, si se te ha solicitado una carta de presentación debes llevarla impresa.

Esto es señal de profesionalismo y demuestra que eres alguien preparado y considerado con los demás.

Si el empleador te ha solicitado una breve presentación, un portafolio, copias de documentos, etc. no te olvides de llevarlos. Déjalos preparados con un día de anticipación en un lugar en el que no vayas a olvidarlos. Es mejor tenerlos, aunque no te los pidan a que te los vayan a pedir y no los tengas contigo. De ser posible consulta antes al entrevistador qué debes llevar incluyendo copias de documentos personales si te lo solicitan.

*Algunos tips para actualizar y mejorar tu currículum antes de buscar un nuevo empleo

Error #6. Hablar mal de los empleadores anteriores

Aunque parezca un asunto de sentido común muchos empleados tienden a hablar mal de su trabajo actual o de los empleos anteriores este es un error que no debes cometer. Contrario a lo que puedas pensar, esto no los hará quedar mal a ellos, sino a ti, ya que hace parecer que eres una persona difícil o que no entiende la importancia del trabajo en equipo.

Si el entrevistador te pregunta por qué quieres cambiar de trabajo, enfócate en tu superación personal y en cómo tus nuevos conocimientos pueden aportar mucho más en una nueva empresa.

Error #7. Hablar demasiado de ti mismo

Por supuesto, sabemos que la entrevista se trata sobre ti y por qué deberían contratarte. Pero el reclutador no necesita saber todo sobre tu vida o sobre tu personalidad.

Enfócate en hablar sobre cómo puedes ayudar a la empresa y tu experiencia profesional, destacando cómo tus habilidades pueden ser de beneficio para el cargo.

Evita hablar de asuntos personales, de la familia o de por qué necesitas desesperadamente encontrar trabajo.

Error #8. No hacer preguntas sobre el trabajo

Cuando el entrevistador te pregunte si tienes alguna pregunta para ellos, siempre debes decir que sí.

Es un error común no preguntar nada sobre la empresa o sobre el puesto de trabajo. pero no hacer ninguna consulta puede hacerte perder oportunidades importantes para aclarar cualquier tema o incluso puede dar la impresión de que no te interesa tanto el cargo.

Trata de preguntar siempre algunas cosas adicionales. Por ejemplo, puedes preguntar más sobre la cultura de la empresa, métodos de trabajo, etc. Por otro lado, evita preguntas sobre salarios y ascensos inmediatos, ya que esto da la impresión de que lo único que te interesa es el dinero y no hacer un buen trabajo.

Cuando termines de hacer tus preguntas, reitera el hecho de que estás entusiasmado con la oportunidad y que realmente quieres formar parte del equipo.

Error #9. No tener claras las expectativas de salario

El primer error en este tema es preguntar por el salario recién iniciando la entrevista o decir cosas como “para mí lo más importante es el sueldo”. Esto puede hacer que seas descalificado casi con seguridad.

Ten en cuenta que el entrevistado, llegado el momento, te hará la pregunta sobre tus expectativas salariales. Aquí es donde se vuelve importante que te informes y tengas expectativas claras de los rangos salariales para el cargo, la industria y tus años de experiencia. Además, debes tener en cuenta el nivel de tareas o responsabilidades del cargo. 

Lógicamente, querrás un trabajo donde tu remuneración sea mejor que la que tenías previamente, pero no debe estar demasiado fuera del rango normal. No debes dar un valor demasiado bajo tampoco, ya que puede denotar que estás desesperado o que no conoces las responsabilidades del área. 

Una buena idea es buscar rangos salariales en bolsas de empleo o consultar con colegas y amigos. No necesariamente debes indicar una cifra exacta, pero puedes dar un rango. En este punto, puedes consultar, por ejemplo, si existen salarios adicionales en el año (algunas empresas ofrecen 13 salarios al año), si el pago es quincenal o mensual, si existen bonos por logros y cuáles son los indicadores de cumplimiento, también si existen prestaciones adicionales a las de ley, entre otros temas. 

De ese modo tendrás más claro el panorama para cuando realmente se deba negociar el salario final. 

Error #10. Tener una actitud incorrecta durante la entrevista

Esto puede sonar subjetivo, pero en realidad los entrevistadores y todas las personas a tu alrededor pueden percibir la energía que tienes cuando conversas con ellos. Procura estar sereno y con buen ánimo el día de tu entrevista, piensa positivamente y recuerda tu preparación previa. Responde de forma segura y sonríe amablemente.

Tampoco debes exagerar o sobreactuar con el positivismo, sonreír demasiado, hablar muy fuerte o ser demasiado expresivo puede parecer una actitud falsa. Sé auténtico, entusiasta, pero con profesionalismo y guardando la compostura.

Importante:

Evita estar distraído durante la entrevista. Mira a la cara a tu entrevistador y enfócate en lo que te está diciendo. Asegúrate de haber puesto tu teléfono en silencio y no tenerlo en las manos o estarlo viendo cuando estén hablando contigo. Guárdalo lejos de tu vista y de la del entrevistador y no lo saques incluso si este se levante un momento. 

Si tu entrevista es online aplica la misma regla. Algo que denota muy mala educación es que mientras el entrevistador habla tú estés viendo tu móvil, volviendo la vista hacia otro lado, haciendo clic o escribiendo en otras ventanas, etc. Mantente enfocado en la entrevista y con tu teléfono en silencio. 

Error #11. No hacer un seguimiento del proceso de selección

Después de la entrevista, asegúrate de darle seguimiento con un correo electrónico de agradecimiento por la misma. Si no tienes la información de contacto de todas las personas que te entrevistan, puedes enviar un correo electrónico a la persona con la que te comunicaste al principio. También puedes hacer una llamada telefónica para consultar. Esto demuestra que estás realmente interesado en el puesto y agradecido por la oportunidad.

Incluso cuando termines tu entrevista puedes preguntar en qué fecha puedes esperar una respuesta o decisión.

Conclusiones

Como has podido ver, prepararse para una entrevista de trabajo es mucho más que imprimir tu currículum y vestirte para la ocasión. Es prepararte también mentalmente, buscar información de la empresa y sobre todo dar los pasos adecuados para evitar cometer errores que te descalifiquen del proceso.

Una buena preparación previa te permitirá avanzar en la lista de selección y posiblemente ser llamado para la entrevista final.

Comparte este artículo con tus amigos en redes sociales y síguenos en Facebook como TopTrabajos. Encuentra otros temas de interés como consejos profesionales, tips para entrevistas y más en la sección Carrera

 

carrera profesional consejos de trabajo entrevista laboral errores de una entrevista errores entrevistas de trabajo errores que no debes cometer en una entrevista por qué no me contratan prepararse para entrevista